Información Gral
Miércoles 19 de Octubre de 2016

Misión a Marte: El módulo Schiaparelli entró en órbita pero se perdió antes de tocar la superficie

Desde ese mmento se desconoce si alcanzó su objetivo con éxito, mientras que el Orbitador de Gases Traza (OGT) de la misma iniciativa completó su "maniobra crítica" de inserción en la órbita del planeta rojo.

La señal del módulo Schiaparelli de la misión ExoMars -que debía posarse antes del mediodía sobre la superficie de Marte- se perdió 30 segundos antes de tocar el suelo y esta tarde se desconocía si alcanzó su objetivo con éxito, mientras que el Orbitador de Gases Traza (OGT) de la misma iniciativa completó su "maniobra crítica" de inserción en la órbita del planeta rojo, según informó la Agencia Espacial Europea (ESA).
El OGT realizó de forma exitosa el trayecto de 139 minutos que requería para, desde la posición en la que estaba, ser capturado por la órbita de Marte y quedar en una trayectoria elíptica alrededor del planeta rojo, aunque el contacto con Schiaparelli, que debería ya estar posado sobre la superficie, no fue confirmado, informó la ESA en un comunicado.
Los equipos del Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC, por sus siglas en inglés), situado en la ciudad alemana de Darmstadt, "están tratando de confirmar el contacto" con el módulo Shiaparelli, que entró en la atmósfera marciana 107 minutos después de que el OGT iniciara su propia maniobra de inserción orbital.
El módulo estaba programado para realizar de forma autónoma una secuencia de aterrizaje con el despliegue de un paracaídas y un escudo frontal contra el sobrecalentamiento a entre 11 y 7 kilómetros de la superficie de Marte, seguido de un cohete retropropulsor que se activaría a 1.100 metros del suelo y una caída final desde una altura de 2 metros, con la protección de una estructura deformable.
A las 14.42 GMT (11.42 de Argentina), el Radio Telescopio Gigante Metrewave (GMRT), situado cerca de Pune (India), captó la señal de baliza de Schiaparelli 75 minutos antes de alcanzar las capas superiores de la atmósfera marciana, aunque la señal se perdió unos 30 segundos antes de que el módulo tocara el suelo.
Una serie de ventanas temporales fueron programadas para "escuchar" las señales que lleguen del módulo a la Tierra a través del satélite europeo Mars Express y el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA.
Si Schiaparelli logró alcanzar la superficie de Marte sin dañarse, sus baterías deberían ser capaces de permitirle operar por entre tres y diez días, ofreciendo así múltiples oportunidades para reestablecer la comunicación, informó la ESA.
La Agencia Espacial Europea tiene previsto brindar una conferencia de prensa mañana a las 08 GMT (05 de Argentina) para dar cuenta del estado de la misión ExoMars (contando con los datos de telemtría del OGT que llegarán esta medianoche), según adelantó esta tarde en su cuenta de Twitter (@ESA_ExoMars).
El domingo, Schiaparelli y el OGT se separaron a una distancia de 900.000 kilómetros de Marte, tras haber viajado juntos desde marzo como parte de una misión conjunta entre la ESA y la rusa Roscosmos.
La iniciativa busca comprobar si hay o hubo vida en Marte -que en su origen tenía condiciones similares a la Tierra-, aunque la función de Schiaparelli es fundamentalmente demostrar nuevas tecnologías europeas para el descenso, en particular el control de la orientación y velocidad en el contacto con la superficie.
El proyecto tiene dos misiones: la primera fue el lanzamiento de ExoMars, el 14 de marzo con el Orbitador de Gases Traza y Schiaparelli. La segunda será el aterrizaje de un rover en 2021.
En su deambular alrededor de Marte, el OGT estudiará el origen de gases como el metano, además de buscar señales de la existencia de vida; su órbita será muy elíptica, con distancias que variarán entre 300 y 96.000 kilómetros de la superficie del planeta.
Con ExoMars la ESA tiene dos misiones vigentes en Marte, ya que hace 13 años lanzó Mars Express, el primer proyecto europeo en ese planeta.

Comentarios