Edición Impresa
Domingo 17 de Agosto de 2008

Mirá quién vino

El gobernador Hermes Binner no pudo evitar cierta incomodidad en la asunción del presidente de Paraguay, Fernando Lugo. Es que el socialista tuvo que sentarse codo a codo con su colega de Chaco, Jorge Capitanich...

El gobernador Hermes Binner no pudo evitar cierta incomodidad en la asunción del presidente de Paraguay, Fernando Lugo. Es que el socialista tuvo que sentarse codo a codo con su colega de Chaco, Jorge Capitanich, con quien tiene una relación distante desde el conflicto entre el gobierno y el campo, en el que ambos asumieron posiciones opuestas.

Charla de lesionados

El diálogo fue en la calle. El responsable de Relaciones Institucionales de Telecom, Ricardo Scaglione, se recupera de una fractura en una pierna. Cuando lo vio apoyándose en un bastón, el dirigente empresario Elías Soso no dudó en saludarlo. Y de paso le dio consejos, fruto de una lesión similar. "Vas a ver que te parece que no volvés a caminar bien nunca más", lo alentó, para preguntarle: "¿Ya te caíste para atrás?", y contarle su rehabilitación: "¿Te hacen subir tres escalones, pero al principio no pasás del primero". Pero lo más gracioso fue cuando contó cómo apodaron a un amigo que perdió parte del movimiento en una pierna y tiene dificultades para caminar: "Dale, pateá".

Comentarios