La ciudad
Martes 26 de Julio de 2016

Miles de rosarinos visitaron las propuestas de vacaciones

Las iniciativas del Ministerio de Innovación y Cultura provincial gozaron de plena aceptación durante el receso invernal.

El Museo de Ciencias Naturales Angel Gallardo, la Plataforma de las Maravillas en la Sala Lavardén, la Casa Arijón y el programa "Hoy en mi Barrio", fueron estas vacaciones las propuestas más exitosas del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe, y fueron visitadas por miles de personas.

Como cada año en vacaciones de invierno, la provincia implementó una programación amplia y variada con propuestas de música, teatro, baile y otros encuentros, con la idea de que tanto grandes como chicos disfruten de los espacios públicos provinciales que hay en la ciudad, y con resultados "sumamente positivos", según analizaron desde la cartera cultural.

Una de las propuestas que más interés despertó entre el menú de ofertas públicas y gratuitas en Rosario fue el renovado Museo Gallardo. Más de 7.000 personas recorrieron sus flamantes instalaciones y lo convirtieron en el preferido de chicos y grandes. "La convocatoria de la gente superó nuestras expectativas, pero no sólo por la cantidad si no también por la participación que tuvieron a la hora de evaluar las propuestas", destacó el director del museo, Sebastián Bosch. "La muestra es muy interactiva, porque queremos que la gente se sienta parte del museo", agregó.

Uno de los clásicos de vacaciones de invierno es sin dudas la Plataforma Lavardén, que para vacaciones de invierno se viste de alegría, cuentos, magia y diversión, con propuestas para todos los gustos en cada uno de sus rincones.

Con un promedio diario de 2.500 personas, fue uno de los espacios más transitados. Según la directora del espacio ubicado en Mendoza y Sarmiento, Lucrecia Moras, "la Plataforma de las Maravillas fue un éxito, con gente que caminaba por todos lados, conocía, interactuaba, bailaba y volvía a recorrer lugares que no había podido visitar".

Este año se sumó una nueva propuesta que fue el "Bailongo de las Maravillas", con orquesta en vivo en el Gran Salón que se vistió para la familia, y donde se veía a niños, padres, abuelos, tíos y amigos bailar los ritmos musicales, poniéndole calor a la tardes frías de este invierno. Esta propuesta se sumó a las clásicas Galerías de los Roperos, los Cuartos Crecientes, el teatro, el Petit Salón, la Terraza de la Cúpula y las Bodegas, entre otros.

Casa Arijón. En la zona sur, la Casa Arijón por primera vez se sumó con programación propia a la agenda cultural de vacaciones de invierno.

La directora del espacio ubicado en Arijón 84 bis, Mónica Discepola, destacó: "Tuvimos cinco jornadas que fueron una mezcla de kermes teatral con juegos tradicionales, y lo que notamos, además de la excelente asistencia al lugar, es que la gente se apropió del espacio verde, encontrando allí un espacio de pertenencia como si fuese la vereda de su casa o su club".

La funcionaria también destacó que para sorpresa de muchos "vino gente de otros barrios de la ciudad y también del centro, que luego se adueñaban del lugar con sus reposeras para sentarse a tomar mates".

Discepola apuntó que "la participación de la gente fue muy exitosa, con una convocatoria promedio de 500 personas para cada una de las cinco propuestas que ofrecimos, y en algunas con mas de 100 personas esperando para entrar. Para nosotras es una caricia al corazón", concluyó.

Por los barrios. "Hoy en mi Barrio" fue una propuesta organizada por la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad junto al Ministerio de Innovación y Cultura (MIC) de Santa Fe para llevar actividades y espectáculos a los Centros Municipales de Distrito, plazas, parques, clubes y diferentes organismos e instituciones rosarinas.

Según destacó el coordinador de Programación del MIC, Enrique Gabenara, "unas 6.000 personas, entre chicos y grandes, pasaron por alguna de las propuestas musicales y artísticas distribuidas en los seis distritos de la ciudad", y remarcó: "Sentimos que la gente esta viendo que hay otra forma de producir en los barrios, que se puede acercar a la plaza de siempre a participar de un juego o un mate".

Gabenara comentó que tuvieron que reforzar la cantidad de sillas en cada una de las propuestas pues siempre había más gente de la prevista. "Esto significa que el vecino está entendiendo que hay otras formas de pasarla bien y convivir, pero sobre todo entendió que se puede volver a apropiar de los lugares que le pertenecen", se encargó de remarcar.

Comentarios