Política
Miércoles 17 de Agosto de 2016

Miguel Lifschitz se despegó de las fuertes declaraciones del vicegobernador

Tras la arremetida de Fascendini contra los radicales afines al PRO, el mandatario se mostró como garante de una gestión frentista.

Un día después de que el vicegobernador Carlos Fascendini arremetiera contra los radicales santafesinos aliados, a nivel nacional, a Cambiemos, el jefe de la Casa Gris, Miguel Lifschitz, aseguró ayer que durante su mandato garantizará la integración del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) en su administración y la representación de todos los sectores políticos que lo conforman.

"Si con tanto tiempo antes (esos sectores del radicalismo) tienen la seguridad de ir con Cambiemos, creo que toda la banda de (el intendente de Santa Fe) José Corral y de (el diputado nacional) Mario Barletta debería dejar los lugares que está ocupando en el gobierno provincial antes que los echen... Que los echemos (del Frente Progresista)", había disparado Fascendini.

Sin embargo, Lifschitz tomó distancia de esas aseveraciones: "Soy responsable de conducir el gobierno de Santa Fe y he asumido un compromiso durante la campaña electoral de integrar una gestión frentista".

"Soy consciente de que, para llegar a la Gobernación, conté con el apoyo de todos los partidos que integran el Frente Progresista y los sectores internos de cada una de esas fuerzas políticas", sostuvo el socialista.

En ese sentido, Lifschitz aseveró: "Voy a garantizar durante la totalidad de mi mandato en Santa Fe, y en lo que de mí dependa, la integración frentista de mi gobierno y la representación de todos los sectores políticos que lo componen".

El mandatario provincial aseguró que las declaraciones de Fascendini no reflejan el pensamiento del conjunto de los dirigentes del FPCyS ni tampoco el pensamiento del propio gobernador.

"Yo creo en el Frente Progresista. Necesitamos mucho diálogo, respeto entre nosotros y capacidad para poder discutir las diferencias y consolidar un proyecto provincial que lleva ya 20 años", sostuvo Lifschitz.

Al respecto, el socialista agregó que "ninguno de los dirigentes, incluso aquellos que decidieron a nivel nacional adherir al proyecto de Cambiemos, han expresado voluntad de romper con el FPCyS en Santa Fe".

Acerca de su equipo de trabajo, Lifschitz se mostró conforme. "Hemos integrado un gobierno con representantes de todos los sectores y cada uno de los ministros y funcionarios ocupa un lugar no sólo por su representación política sino por su idoneidad personal, profesional y técnica".

"Por eso, no hay ninguna posibilidad de cambios, en la medida en que se sostenga la identidad programática y los valores del Frente Progresista", resaltó el mandatario.

Asimismo, el gobernador buscó cerrar la controversia: "En la provincia se está en un tiempo de gestión para resolver problemas y conflictos, para encarar proyectos que la sociedad nos demanda y para concretar el programa de gobierno con el que nos hemos comprometido y, para eso, hace falta más diálogo, menos declaraciones y más trabajo en conjunto".

Comentarios