Edición Impresa
Viernes 10 de Mayo de 2013

Migliore tiene otra vez las manos libres

Cuarenta días después, Pablo Migliore salió de la cárcel. Igual sigue procesado pero hasta que se llegue a juicio, seguirá en libertad. El cambio de estrategia de sus nuevos abogados resultó...

Cuarenta días después, Pablo Migliore salió de la cárcel. Igual sigue procesado pero hasta que se llegue a juicio, seguirá en libertad. El cambio de estrategia de sus nuevos abogados resultó fundamental, pero la causa por encubrimiento del prófugo de la Justicia Maximiliano Mazzaro continuará su curso. Sus vínculos con la barrabrava de Boca son inocultables y lo que se verá en los próximos días es si el todavía arquero de San Lorenzo dio nombres o vinculaciones de la misma con la dirigencia o jugadores xeneizes, como se dejó entrever. No es un dato menor, ya que uno de los letrados patrocinantes teme que lo exponga.

Liberado entonces, pero con las manos atadas. No le fue fácil a Migliore llevar 40 días en el Complejo Penitenciario Federal número uno de Ezeiza, pabellón G, adonde fue llevado un día después de ser detenido ni bien finalizó el partido San Lorenzo 0, Newell's 1. Dos veces se le negó la excarcelación por el delito de encubrimiento agravado de Mazzaro, luego de que en dos escuchas telefónicas se detectara que le facilitaba elementos para seguir prófugo, como un auto. ¿Y qué cambió? Su primer abogado, Matías Morla, le había aconsejado que se desvinculara del segundo jefe de la barra de Boca, acusado de asesinato de Ernesto Cimino en agosto de 2011. Pero después de ser confirmada su pena en prisión cambió de letrados y le resultó.

Es que Gonzalo Oliver Tezanos y Oscar Moyano optaron por la estrategia opuesta: decir que en realidad Migliore era amigo íntimo de Mazzaro y bajo esa figura se encuadra en el inciso 4 del artículo 277 del Código Penal, el cual exime de responsabilidad al "amigo íntimo" del imputado. Pero claro, para salir en libertad, entró a la Justicia una fianza de 500.000 pesos que corroboró con sus bienes y sigue ligado a la causa.

Pero además de ese cambio de plan de los abogados, algunas versiones que circularon ayer por tribunales fue que Migliore había dado datos de la relación de la barra xeneize con la dirigencia y hasta con futbolistas. Eso dejó entrever el abogado del barra Maximiliano Levy, quien continúa preso bajo la misma carátula que Migliore: encubrimiento agravado.

Precisamente, el letrado del arquero Oliver Tezanos dijo que esté "en riesgo la vida" de Migliore y aseguró que "a última hora interpusimos una denuncia contra el abogado que dijo que la liberación de Migliore era producto de un arreglo espurio con el juez y el fiscal. Migliore no es ningún buchón".

Las palabras de Tezanos, como las de Moyano ocuparon el centro de la escena a la salida del Palacio de Tribunales de Talcahuano, ya que Migliore salió por otra puerta para esquivar a la prensa. "No se sentía bien", argumentaron. Y un rato más tarde, llegó a su casa de Ramos Mejía donde fue recibido con globos, pasacalles y cánticos de vecinos e hinchas.

Ahí Migliore dijo las primeras palabras tras la detención. Salió a la puerta con uno de sus hijos en brazos y al único medio televisivo presente en el lugar, C5N, le dijo con buena onda: "Les pido por favor que respeten el momento, quiero estar con mi familia. Ya hablaremos". Ahora sí, el tiempo empezará a correr de nuevo más rápido para el polémico arquero.

Comentarios