Cartas de lectores
Martes 14 de Febrero de 2017

Mi verdadera identidad

Mi nombre es Marina, vivo en Rosario y tengo 32 años. Nací el 24 de agosto de 1984 en la provincia de Formosa, pero fui inscripta en el Registro Civil de San Francisco Solano, Buenos Aires, el 12 de agosto de ese mismo año. Descubrí que soy adoptada cuando tenia 21 años, pero lamentablemente mis padres adoptivos ya habían fallecido para ese entonces, y en la familia nadie sabe mucho sobre el tema. Mis papás no querían que nadie supiera de la adopción ya que, supuestamente, por lo poco que todos saben y pude averiguar, fue una adopción ilegal. Es decir, me llevaron a Buenos Aires con dos días de vida desde Formosa, y me inscribieron en el Registro Civil como hija legítima de ellos y con su apellido. Nadie sabe de qué ciudad de Formosa provengo, y mucho menos se conoce si mis padres biológicos decidieron darme en adopción, o cuál fue la manera en que lograron que yo llegara a Buenos Aires. Siempre sospeché sobre si era o no adoptada ya que mis padres eran muy mayores, pero nunca decidí preguntarles nada y hasta el día de hoy me pregunto por qué habrá sucedido que yo no les pregunté nada. Pero bueno, ya está. De ahora en más me dedicaré a buscar a mis padres biológicos solamente para conocerlos, no para reprocharles nada. Y si es que me vendieron, o me regalaron, preguntaré los motivos, que lógicamente deben estar. No puedo quejarme en lo más mínimo de mis padres adoptivos ya que nunca me dejaron faltar nada, me dieron el amor y cariño que un hijo se merece, y yo les seguiré diciendo mis padres, ellos me cuidan desde la estrellita en la que están. Son los que me criaron y me mimaron. Hay rumores que dicen que mi supuesta mamá era una chica muy joven y los padres no querían que tuviera a su hijo, entonces cuando nací decidieron decirle que había fallecido y ahí fue cuando me "regalaron". Otros dicen que mis padres biológicos eran muy pobres y entonces necesitaban dinero, y me "vendieron". Pueden contarme cada uno lo que se imagina que pasó con mi adopción, pero yo no tengo ninguna versión segura de quiénes fueron mis padres biológicos, así que seguiré buscando y publicando cartas para poder encontrarlos. Si alguien lee esta nota y dio a luz, o tiene una conocida que lo haya hecho alrededor del 24 de agosto de 1984 y no tiene a su hija, que no dude en averiguar qué sucedió con ese bebé. No sólo por si llegasen a ser mis padres, sino porque como yo hay miles de chicos que buscan su verdadera identidad. Número de contacto: 0341-153164832. Muchas gracias

Marina Mazzoni

Comentarios