Selección argentina
Martes 15 de Noviembre de 2016

Messi, ante un partido bisagra

Con 29 años, Leo se juega ante Colombia y en lo que resta de eliminatorias la clasificación a su último Mundial en plenitud física y futbolística.

Lionel Messi ya es una leyenda viviente del fútbol mundial y está claro que el partido de esta noche ante Colombia a priori no tendría una característica relevante dentro su extraordinaria carrera deportiva. Pero en este punto hay que detenerse y analizar una situación que va un poco más allá de la urgencia por conseguir un triunfo en el duelo con los colombianos. Y es que la Pulga, junto a sus compañeros más experimentados del plantel, en estas eliminatorias sudamericanas se juega ni más ni menos que lo que puede ser el boleto a su último Mundial. Una situación que suena exagerada, pero que es absolutamente probable.

Es que si Argentina no logra clasificar a Rusia 2018 para la próxima Copa del Mundo de Qatar 2022 el astro rosarino tendrá 35 años, una edad que lo pone al límite de poder protagonizarla como jugador y en plenitud. Por eso Leo se juega muchísimo hoy ante Colombia y en los próximos partidos que vendrán desde marzo en la misión de llegar a Rusia. Este dato es un condimento extra en la previa del partidazo de esa noche. Messi es sinónimo de fútbol y por eso parece que su magia estará intacta por la eternidad. Y seguramente serán muchos años más en los que la Pulga tendrá el bastón de mando del universo futbolístico. Pero esto no quita el irremediable paso del tiempo y que Leo ya tiene tres mundiales en el lomo: Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

La realidad es que hoy tiene 29 años y su última Copa del Mundo en plenitud física y futbolística puede ser la de Rusia 2018. Por eso esta noche y en los partidos que vienen con la selección, Messi también se juega mucho, porque el Mundial es la copa que le falta a su vitrina repleta de trofeos de todos los metales y tamaños imaginados.

Y pensar un Mundial de Rusia sin Argentina y sin Messi sería un lamento planetario para todos los amantes del fútbol, encima en una época de jugadores cada vez más robotizados y con menos espacio para la creatividad.

Así el cotejo de hoy en San Juan puede acercar o alejar a Messi de lo que podría ser su último Mundial. En el estadio del Bicentenario de la ciudad cuyana los hinchas siempre afectuosos con él irán a verlo y lo esperarán con los brazos abiertos para darle un espaldarazo de confianza que lo arrime a Rusia.

También hay que decir que el mejor del mundo está en una situación similar por ejemplo a otros jugadores emblemáticos de los últimos años de la selección, como Javier Mascherano, Angel Di María, Gonzalo Higuaín o Sergio Agüero, por citar algunos. Rusia puede ser el último tren a un Mundial para la mayoría de ellos, con Messi incluido por supuesto.

Comentarios