Ovación
Domingo 29 de Mayo de 2016

Messi llegó a Rosario con "menos dolor" tras el golpe en el amistoso ante Honduras

La Pulga arribó a su ciudad "con menos dolor" tras el golpe en la espalda, según el médico. Es duda para el debut en la Copa América.

Lionel Messi se encuentra "mejor" y "con menos dolor" después del duro golpe que recibió en la zona lumbar en el amistoso ante Honduras y que tiene muy preocupado al cuerpo técnico del seleccionado, encabezado por Gerardo Martino, con miras al debut en la Copa América Centenario. Su presencia en el estreno de la copa ante Chile es una incógnita.

Messi llegó a las 17.10 en un vuelo privado, que aterrizó en la pista principal del aeropuerto Islas Malvinas, vestido con pantalón, chomba y zapatos negros. La Pulga bajó del Lear Jet y caminó rápidamente por la pista, sin hacer declaraciones, hasta una camioneta Jeep blanca, donde lo esperaba su esposa, la rosarina Antonella Rocuzzo, con la que partieron hacia su casa situada en Arroyo Seco, a la vera del río Paraná.

"Messi está mejor, con menos dolor que la noche del viernes. Su recuperación es día a día, hay varios tratamientos para este tipo de golpes", confió el médico del seleccionado Daniel Martínez.

El rosarino tiene indicado reposo y por eso, en lugar de viajar ayer hacia Barcelona como estaba previsto, descansará en Rosario y recién volaría mañana.

Martínez viajó ayer por la tarde junto a la Pulga a Rosario, acompañado por el masajista Marcelo D'Andrea.

"Es preferible esperar las primeras 48 horas. Si el dolor intenso persiste, la recuperación será más lenta. No quisiera apresurarme al decir, si en tres días, cinco o en una semana va a poder estar jugando normalmente. Hay que ir día a día", agregó Martínez. "Estos chicos son muy fuertes, deportistas y a veces superan las lesiones de manera muy rápida, pero el consejo médico ahora es esperar antes de tomar cualquier determinación", dijo el facultativo.

El estado del capitán es la gran preocupación que tiene el Tata Martino, de cara al debut en la Copa América de Estados Unidos frente a Chile.

Messi como era previsible no participó ayer del entrenamiento regenerativo que los futbolistas del seleccionado realizaron en el estadio del Bicentenario, en el que se jugó el amistoso con Honduras.

El rosarino se quedó en el hotel mientras sus compañeros trabajaron ante la mirada de más de 8.000 fanáticos que ingresaron al estadio para ver de cerca a los jugadores.

Messi, golpeado en forma involuntaria por el defensor hondureño Oliver Morazán (un rodillazo en la zona lumbar), permaneció en el hotel, donde se mostró con dificultad para caminar, tomándose la cintura con la mano izquierda, hasta la hora de abordar un vuelo privado para Rosario, cerca de las 15.50.

El parte médico de AFA detalló la existencia de una "importante contusión ósea y de partes blandas de la parrilla costal izquierda (últimas tres costillas), y de zona paravertebral lumbar", donde se le "practicó una tomografía axial computada y una resonancia nuclear magnética", como parte de un "tratamiento médico" indicado.

La eventual ausencia de Messi en el estreno frente al conjunto trasandino, actual campeón de América, sería un gran dolor de cabeza para el Tata, que ya tiene al mediocampista Javier Pastore y al delantero Ezequiel Lavezzi como habitantes de la enfermería. Tanto el Pocho como el Flaco arrastran molestias musculares, por lesiones fibrilares, en el aductor izquierdo y en el sóleo izquierdo, respectivamente. La evolución de sus lesiones les permitieron mantenerse en la lista de 23 convocados, pero las chances de estar a disposición del entrenador en el debut también son improbables.

Comentarios