Messi
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Messi, irregular pero vital

Un 7. La calificación de Messi en un diario brasileño. Una clara muestra de que afuera de Argentina se lo ve distinto.

Un 7. La calificación de Messi en un diario brasileño. Una clara muestra de que afuera de Argentina se lo ve distinto. Se analiza su juego, su calidad, su influencia, su valor, etc, etc, de otra manera. El mismo medio, al igual que otros, destacaron a Neymar, la gran figura del 3-0 brasileño, merecedor unánime de un 9.

   En este último puntaje coincidimos. No tanto en el de la Pulga, primero porque con el resultado en contra y el mal juego en equipo resulta imposible acercarlo a la aprobación. Y porque si bien intentó siempre y fue el único con coraje, inteligencia para jugar y apariciones interesantes, no logró el final de jugada que se espera de un futbolista distinto a todos.

   Por eso siempre se espera más. Tal vez cambiaba todo si ese pase que le devolvió a Biglia cuando el volante exigió al arquero hubiese terminado en gol para el 1-0 en la previa de la apertura de ellos.

   Hasta ese minuto 23 era el mejor. Antes de los 3' ya había complicado a Fernandinho. A los 5' corrió a Neymar hasta el banderín del córner mostrando su compromiso total. Treinta segundos después Fernandinho lo bajó otra vez y vio la amarilla. Le cruzó una pelota al pie a Di María a los 12'. Sobre los 18' combinó muy bien con Enzo Pérez, quien no pudo definir.

   Parecía una buena noche. Pero el 0-1 liquidó a la selección. Y él también lo sintió porque tuvo que hacer todo más solo. A los 29' Mascherano se la tiró larguísima. Cinco minutos después generó un tiro libre cerca del semicírculo, pero su remate dio en la barrera.

   Y cuando la diferencia se extendió a dos en el final del primer tiempo casi no quedaron esperanzas. Sólo algún toque de su magia, pero los brasileños supieron esperarlo y casi anularlo.

En cambio, Neymar, además de una velocidad increíble, un entusiasmo superlativo que contagió a la torcida brasileña, los tuvo a Coutinho, Paulinho, Gabriel

Jesus, Renato Augusto. Y a una defensa firme de verdad.

   Por eso la figura fue el 10 brasileño y Messi quedó en las sombras. Pero alcanza con repasar lo enumerado para confirmar que sin el, no hay selección. Suena duro, parece terrible. Lo es.


Comentarios