ATE
Sábado 05 de Noviembre de 2016

Merma en la faena bovina y en el despacho de cemento

La faena de bovinos cayó en octubre 4 por ciento respecto a igual mes de 2015, al totalizar 990.000 cabezas, mientras que el consumo per cápita retrocedió en el último año cinco kilogramos, con un nivel estimado en 55 kilos por persona, según el último informe elaborado por el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

La faena de bovinos cayó en octubre 4 por ciento respecto a igual mes de 2015, al totalizar 990.000 cabezas, mientras que el consumo per cápita retrocedió en el último año cinco kilogramos, con un nivel estimado en 55 kilos por persona, según el último informe elaborado por el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC).

En tanto, la faena creció 4,2 por ciento en octubre, al sumar 40.000 cabezas más que en septiembre.

"El nivel de actividad de las plantas faenadoras, medido a partir del promedio diario de animales sacrificados, tuvo un incremento que puede asociarse a la normalización de las operaciones comparado con el mes anterior, en el que incidió el paro de diez días realizado por los trabajadores de ATE Senasa y la inactividad de algunas plantas. Se trata del cuarto nivel de octubre en los últimos quince años", indicaron desde ABC.

En tanto, en el agregado de enero a octubre la faena cayó un 8 por ciento con respecto al mismo período del año anterior al registrase 9,6 millones de vacunos procesados, mientras que la producción de carne bovina sumó 2,15 millones de toneladas peso res, un 5 por ciento menor a la acumulada en los primeros 10 meses de 2015.

El consumo de carne de vacuna cayó casi cinco kilos por persona respecto a 2015, al ubicarse en 55 kilogramos per cápita.

Cemento. El despacho de cemento Portland registró en octubre una baja de 17,7 por ciento respecto del mismo período del año pasado, por lo cual profundizó la baja de septiembre, cuando la cifra había sido de 11,1 por ciento.

La Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) señaló que las ventas durante el mes pasado con relación a septiembre registró una caída de 7 por ciento. A su vez, las importaciones alcanzaron 931.618 toneladas, lo que representó un descenso del 18,3 por ciento. Hasta el momento, sólo en agosto se registró un incremento en la actividad (6,7 por ciento).

Así, esa variable negativa se suma a los datos arrojados por el Indec el lunes pasado, cuando había indicado que la industria de la construcción se derrumbó 13,1 por ciento en septiembre respecto de igual mes de 2015, y acumuló en el año una baja del 12,8 por ciento.

A lo largo del año, todas las mediciones interanuales tuvieron un resultado negativo, por lo que el sector de la construcción se encamina a ser uno de los rubros que más condicionó la actividad económica.

Los datos informados por la entidad que conduce Jorge Todesca son síntomas del proceso recesivo que enfrenta la Argentina y que según las estimaciones privadas recién empezaría a superar durante el primer trimestre de 2017.

Comentarios