Edición Impresa
Sábado 17 de Abril de 2010

Mercado y educación privada

"Estamos frente a un gran peligro, que es el avance del mercado en la educación", advirtió la diputada y educadora Adriana Puiggrós, en su intervención en el panel dedicado a analizar la perspectiva histórica de la enseñanza argentina.

"Estamos frente a un gran peligro, que es el avance del mercado en la educación", advirtió la diputada y educadora Adriana Puiggrós, en su intervención en el panel dedicado a analizar la perspectiva histórica de la enseñanza argentina.

Quien preside la comisión de Educación en la Cámara baja nacional, recordó que "no sólo ha crecido en el país la enseñanza privada, sino aquella que responde básicamente al mercado". Llamó la atención sobre este objetivo que no abandona la Organización Mundial del Comercio (OMC), de hacer de los aprendizajes un bien comerciable.

Indicó que si bien la Argentina rechazó esta idea, igual "hay que militarla para que la educación argentina no se convierta en un gran mercado".

Más tarde llegaron las preguntas del público, algunas orientadas a cuestionar los subsidios a las escuelas particulares. Puiggrós diferenció la tradicional educación privada en el país, nacida con las escuelas parroquiales, de aquellas generadas sólo para ganar dinero. Y consideró que quitar los subsidios no es viable, menos en un momento en que la meta es que todos los chicos tengan un lugar para aprender.

"El Estado debe ser el principal supervisor, quien controle las cuotas, pero el problema —insistió— no está en la educación privada subvencionada sino en el avance del mercado".

Comentarios