Edición Impresa
Sábado 19 de Noviembre de 2011

Mentes y corazones que transforman la escuela

Por Melina Furman / El desafío de aprender a mirar de cerca y de lejos qué pasa cotidianamente en las aulas    

Ideas que te transforman, ese fue el lema del evento TEDxRiodelaPlata del martes 1º de noviembre, en el que 1.500 personas compartieron un día completo de charlas de distintos oradores del mundo de la ciencia, la tecnología, el arte y la educación. El objetivo: transformar las mentes y corazones de aquellos que habían decidido hacerle “ole” al ajetreo demencial de la rutina cotidiana para dejar que aniden en ellos nuevos pensamientos que pudieran llevarlos hacia lugares desconocidos.

Y mucho se habló de educación durante la jornada, tal vez porque, justamente, era un día para transformarse y transformar a otros. Uno de los oradores, Miguel Risso Patrón, maestro rural en Los Villagra, un pueblo de 800 habitantes en la provincia de Tucumán, contó su experiencia con sus alumnos de la escuela primaria Nº 271, que tomaron la iniciativa de ponerle nombre a las calles del pueblo y trabajaron juntos para planificar y darle identidad a su lugar.

Mientras Risso Patrón hablaba, sus alumnos seguían la charla a través de la web desde su pueblo. Desde Facebook, participaban con orgullo: “Nuestro profe siempre nos dice que los hombres construyen demasiados muros y no demasiados puentes. Qué alegría, hoy nos sentimos muy emocionados profe querido, hoy nuestras calles tienen nombre y nuestro pueblito está presente en muchos lugares. ¡Gracias profe Miguel!”.

Desde una mirada centrada en el sistema educativo, Axel Rivas, director del Programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), mostró estadísticas que ponen los pelos de punta y la piel de gallina, como las enormes diferencias de ingresos entre los más ricos y los más pobres en América Latina que confirman que somos la región más desigual del mundo.

Nuestros docentes, argumentó Rivas, se enfrentan a fin de cada año al dilema de si hacer repetir a un alumno o promocionarlo sin haber aprendido los conocimientos necesarios, en el marco de un sistema en el cual los mayores niveles de repitencia se producen en los primeros grados. Repensar las pedagogías hacia una enseñanza más inclusiva que, al mismo tiempo, mantenga las expectativas bien altas sobre aquello que queremos que los chicos y jóvenes aprendan, es uno de los desafíos pendientes si queremos construir un sistema más inclusivo e igualitario.

Mirar desde bien cerquita, desde adentro de una escuela de 800 habitantes en el que todos se conocen por sus nombres. Mirar desde más lejos, pensando en el sistema educativo como un todo, intentando establecer un rumbo claro que nos ayude a concretar nuestros propósitos como sociedad. Dos miradas que se complementan y se necesitan mutuamente para definir hacia dónde vamos, pero sin olvidarnos de que ese camino se hace todos los días desde cada una de las aulas.

En el medio, mucha gente que pudo pensar, al menos durante unas cuantas horas, en la clase el país que quiere tener y en el tipo de educación que lo hace posible. Una educación que, como el lema del evento, ayude a que la gente se transforme y vuele hacia donde quiera ir en compañía de otros.

(*) Doctora en educación

Comentarios