Edición Impresa
Sábado 20 de Noviembre de 2010

Mensaje esperanzador

"El corto muestra que es posible contar a las nuevas generaciones no con horror sino con humor, ironía y esperanza, un tema de tanta trascendencia como es el cambio climático y mejor uso de las energías", dijo la educadora Inés Dussel, quien tuvo a su cargo el seguimiento pedagógico de la animación.

"El corto muestra que es posible contar a las nuevas generaciones no con horror sino con humor, ironía y esperanza, un tema de tanta trascendencia como es el cambio climático y mejor uso de las energías", dijo la educadora Inés Dussel, quien tuvo a su cargo el seguimiento pedagógico de la animación.

Los dichos de la pedagoga llegaron para reforzar la idea de trabajar de otra forma al discurso conocido sobre la ecología en la escuela. "A veces el único que se escucha es el que invita a no tirar la basura al piso", puntualizó Dussel y consideró además que "el lugar de la educación es ofrecer un mensaje esperanzador".

Dijo que la elección del tema no fue casual, sino que la define "la necesidad de ser conscientes que implica un desafío enorme". También, y ya respecto de este nuevo formato, muestra que es posible hablar de cuestiones sociales con otra mirada. La promesa está en que no sea la última producción de este estilo.

Comentarios