Economía
Viernes 10 de Febrero de 2017

Mefro Wheels: la UOM denuncia a la empresa por maniobras dilatorias

El gremio acusó ayer a los directivos alemanes de una estrategia de "desgaste" contra los trabajadores para no pagar indemnizaciones.

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) denuncia que el fondo alemán que posee las acciones de Mefro Wheels Argentina juega al desgaste para no indemnizar a los 170 trabajadores de la fábrica de llantas.

Desde el gremio metalúrgico difundieron ayer el intercambio de mensajes que mantuvieron con Carlos Mack, un abogado argentino residente en Alemania y que representa los intereses de Wolf Waschkuhn, titular del fondo inversor que compró la filial argentina de Mefro. En esa conversación el sindicato reclama a Mack que la compañía alemana abone los sueldos atrasados (cobraron hasta diciembre) y que respondan "urgente" al pedido de indemnización para los operarios.

En un mensaje posterior, Mack solicita a la UOM que se contacte con el directorio local y con Rodrigo Russo, el contador de la firma.

Sin embargo, fuentes de la negociación afirmaron a La Capital que están en diálogo permanente con los directivos locales, a los que califican como "una de las patas que autogestiona la empresa", y que son los empresarios alemanes los que deben ofrecer una indemnización acorde a lo que establece la ley.

En la UOM entienden que estas idas y vueltas son parte de una estrategia que busca el desgaste de los trabajadores.

El fin de semana desde Alemania ofrecieron indemnizar a los trabajadores para cerrar la planta ubicada en Ovidio Lagos al 4400, pero el lunes la asamblea de obreros de Mefro consideró que el monto propuesto era demasiado bajo. Ante esto, dio mandato al sindicato para negociar un porcentaje mayor, aunque a cuatro días de haber contestado, señalaron desde la UOM, todavía no tuvieron respuesta.

Apoyos políticos

Ante la situación crítica de la ex Cimetal, el ministro de Producción de la provincia, Luis Contigiani, propuso el 3 de febrero al gobierno nacional "cerrar por un año el ingreso de llantas importadas al país para que Mefro no cierre".

No obstante, a una semana de su pedido "la respuesta del gobierno (nacional) en Mefro es nula", cuestionó el ministro. En la misma línea que lo que plantea la UOM, Contigiani destacó que la empresa "es viable en términos tecnológicos y de mercado", pero que es "atacada por decisiones del grupo global, al que le conviene traer producción de sus filiales de Alemania y Francia". Por eso "no le interesa venderla: su objetivo de fondo es cerrarla", afirmó.

Desde el comienzo del conflicto la cartera santafesina de Producción aportó fondos para pagar los sueldos atrasados y prometió un crédito de siete millones de pesos, supeditado a que se resolviera la acefalía. Pero como la justicia laboral rechazó tanto en primera como en segunda instancia el blindaje judicial para Mefro el crédito no se efectivizó.

Por su lado, distintos bloques del Concejo Municipal firmaron ayer un proyecto de declaración presentado por Eduardo Toniolli, en el que expresan "su preocupación por la que atraviesan los trabajadores de la planta local de Mefro Wheels" y respaldan la iniciativa del ministro Contigiani. El PRO y los bloques unipersonales de Jorge Boasso, Aldo Poy, Martín Rosúa y Carlos Comi no suscribieron la declaración.

En la UOM y en el gobierno provincial barajan algunas alternativas de impacto para destrabar el conflicto, aunque por ahora las guardan bajo total hermetismo. De todas maneras, señalan al próximo miércoles como "fecha límite" para resolver la situación.


Jeringas locales, bajo amenaza

Productos Médicos Descartables, la última fábrica argentina de jeringas, suspendió su actividad al no poder afrontar costos crecientes y competir con los importados. La empresa, que emplea a 68 personas, reclamó al gobierno políticas anti dumping. El dueño de la compañía, Enrique Lisjak, afirmó que "los chinos venden debajo del costo para destruir la competencia" y denunció que sus productos no cumplen con las normas de calidad exigidas por la Anmat.

Comentarios