Juegos Olímpicos Río 2016
Jueves 11 de Agosto de 2016

Medio millón de preservativos inundan la Villa Olímpica donde crecen los encuentros por Tinder

En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se triplicó la cantidad de preservativos.

Casi medio millón de preservativos están al alcance de los atletas de Río 2016, una cifra enorme que sugiere que en las Olimpiadas, además del deporte, se practica mucho sexo.
De hecho, esa cantidad triplica el número de preservativos distribuidos en los Juegos de Londres 2012, que ya era considerado un récord olímpico.
Son 350 mil preservativos masculinos y 100 mil femeninos que el Comité Olímpico Internacional (COI) decidió distribuir gratuitamente entre atletas, entrenadores y otros miembros de las delegaciones.
El objetivo es promover sexo seguro en una ciudad donde, además de las enfermedades de transmisión sexual, existe el virus del zika, que puede transmitirse por esa vía.
Los preservativos fueron comprados con dinero público brasileño y, en promedio, habrá más de 40 disponibles por cada deportista, para apenas 19 días de competiciones.
Los comentarios sobre encuentros afectivos de atletas suelen circular en los Juegos, dice Javier Conte, que compitió en el equipo argentino de vela en tres Olimpiadas y fue medalla de bronce en Sydney 2000.
"Uno escucha historias, más que vivirlas", señaló a BBC Mundo Conte, que está en Río para seguir las competencias aunque ya no como atleta.
Y lanza un cálculo: de los cerca de 11.500 deportistas que vinieron a Río, apenas ocho o diez irán a las finales de sus pruebas y tres obtendrán medallas. Eso significa que la gran mayoría tendrá "tiempo libre" para disfrutar.
Yémi Apithy, un esgrimista de Benín, habló explícitamente de lo que pensaba hacer después de terminar su competición el miércoles.
"Voy a conocer la playa de Copacabana, Lapa y a aprovechar los condones", dijo el atleta de 27 años al diario brasileño O Globo.

Comentarios