La ciudad
Viernes 24 de Junio de 2016

Médicos volvieron a alertar sobre la escasez de ambulancias del Sies

El sindicato que los nuclea se mostró preocupado. Remarcó que hay siete unidades para cubrir la demanda de toda la ciudad

La problemática fue expuesta hace tiempo en este medio, pero todo indica que nada cambió. Los profesionales nucleados en la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) se mostraron preocupados ayer por el faltante de ambulancias del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) en la ciudad. Esto suele derivar en agresiones a los médicos por las tardanzas que se producen en la llegada de las unidades.

Hace más de un mes y medio trabajadores del Sies denunciaron a La Capital que la ciudad sólo contaba con siete ambulancias operativas para cubrir emergencias. Hoy, según consignan desde Amra, son nueve; pero de esas nueve, una es para pacientes pediátricos y otra trabaja únicamente 12 horas, de lunes a viernes. Desde el sindicato de médicos afirmaron que "el sistema no es el acorde para la demanda real y potencial que la ciudad presenta".

El secretario general de Amra, Eduardo Taboada, confirmó que siguen faltando ambulancias. "No hay suficiente estructura como para mantener una pronta atención. Consideramos que tendría que haber una mayor flota", aseguró y remarcó que tendría que haber una ambulancia cada cien mil habitantes como mínimo. En la ciudad hay más de 1.200.000 habitantes, por lo que 12 unidades sería el número base para cubrir las expectativas.

Precisamente, los médicos que están en las unidades son quienes tienen que responder por el déficit que presenta el sistema de emergencias municipal. Esto, según Taboada, presenta un verdadero problema. "Los mismos profesionales se ven afectados por la demora. El médico que llega tarde sabe que el paciente corre riesgo, además de los posibles agravios que tiene que enfrentar por parte de quienes solicitan la ambulancia que llega con demora. Es una situación estresante", admitió.

Además, comentó que las agresiones suceden por más que vayan acompañados por un móvil policial. Resaltó que estas situaciones se dan porque "la persona que llama no puede discernir entre el tiempo que vive y el tiempo que realmente pasa".

Para ejemplificar el problema, desde el gremio aseguraron que "el domingo hubo tres ambulancias hasta las diez de la mañana. A partir de las 14, pasaron a ser cinco para toda la ciudad".

Sobre la búsqueda de soluciones, el secretario dijo que no creen que esto se solucione mediante protestas o medidas de fuerza, sino hablando con las autoridades correspondientes. "Hay que sentarse a hablar y ver qué se piensa. Queremos sentarnos con los responsables de salud para poder mejorar este panorama de déficit".

En retrospectiva. La preocupación por parte del gremio de médicos coincide con una nota que publicó La Capital el pasado 8 de mayo.

Trabajadores del servicio de emergencias municipal manifestaban lo mismo que hoy ponen en tela de juicio. En su momento, hablaron de falta de unidades, de poco personal y complicaciones para dar las respuestas adecuadas frente a las demandas de la gente.Quienes brindaron los datos, lo hicieron bajo identidad reservada por miedo a represalias.

Por su parte, el director del Sies, Adrián Pafundi, aseguró en dicha ocasión que, en Rosario, "las emergencias están aseguradas" y remarcó que en la ciudad están operativas "15 ambulancias", y destacó que "entre nueve y diez están afectadas a cubrir las emergencias".

Comentarios