la_region
Jueves 16 de Febrero de 2017

Médicos piden requisas sorpresivas en hospitales

El sindicato médico exige personal policial, detectores de metal en los hospitales públicos y mayores penas mayores por ataques al personal.

"La seguridad de los trabajadores debe ocupar un lugar a la par del tema salarial en la paritaria de los médicos", expresó ayer Néstor Rossi, el titular de la Asociación Médica de la República Argentina (Amra), el sindicato que nuclea a los trabajadores de la salud, y que, entre otras medidas, pidió "la implementación de controles sorpresa en los nosocomios como una medida preventiva".

Ocurre que el gremio médico también se mantiene en alerta por los problemas de inseguridad que viven a diario, especialmente en los efectores públicos. En tal sentido, Rossi, consideró que "hay que condenar a las personas que agreden al personal dentro de un hospital. No podemos tolerar que entre un borracho y le pegue a un médico. Queremos una conversación seria con el Ministerio de Seguridad por esta situación. Los médicos no podemos trabajar de esta forma. Queremos dialogar con (el ministro de Seguridad) Maximiliano Pullaro porque en su momento el ex ministro Raúl Lamberto, que estaba al tanto del problema, nunca nos vino a ver".

El médico y gremialista destacó luego que "los índices de violencia han aumentado. Antes, alguien dolido por los problemas de su pariente pegaba una piña contra una pared y el se quebraba un dedo debiendo ser atendido; ahora nos quiebra un (hueso) malar a nosotros", indicó. Y luego de citar numerosos casos de violencia ocurridos en los efectores de salud de la ciudad de Santa Fe, descerrajó: "Yo siempre digo; hagamos una requisa sorpresa en el hospital y estoy convencido de que tres armas, seguro, me llevo puestas"

Posteriomente reclamó de las autoridades de Seguridad de la provincia "un diálogo serio con nosotros. No podemos estar con un colega trabajando en el consultorio con un permanente murmullo y disturbio en el pasillo. Estamos trabajando para curar a una persona y resulta que sus familiares atentan contra el mejor tratamiento".

Rossi propuso soluciones simples; "deberían instalarse detectores de metales y personal policial masculino y femenino y reforzar los controles _ manifestó_ tal como se hace en cualquier edificio público, como se hace en los tribunales de Rosario, por ejemplo"

Coincidencias

En Rosario y su zona abundan los ejemplos de violencia contra el personal de salud y en tal sentido se recuerda la reciente agresión a un médico en la guardia del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez por parte de un paciente que reclamaba ser atendido, por lo que debió intervenir el personal de seguridad del lugar. Tras el gremio reclamó el endurecimiento de la pena para quien agreda a personal sanitario, llevando la sanción a 40 días de prisión.

Según señaló el representante de Amra, el incidente ocurrió en la madrugada del pasado día 11 "cuando un paciente que concurrió con un corte en una mano, producto de haber agredido a su esposa, increpó a un médico que estaba atendiendo a un paciente que había sufrido un accidente en vía pública, para ser atendido primero. Tras insultar al otro paciente, a la enfermera y al médico, el agresor terminó empujando al profesional, quien se golpeó contra el mobiliario y fue salpicado con sangre", agregaron.

Personal de seguridad que brinda servicios en el Heca obligó al agresor a retirarse del hospital, pero no lo detuvo.

El sindicato médico realizó la denuncia correspondiente, por ahora sin consecuencias para el agresor y en ese marco, al igual que en Santa Fe, Amra reclamó la mejora de las condiciones de trabajo en el Heca "ya que no se puede atender un paciente en un lugar abierto al ingreso de otros", e instó al Ejecutivo y a la Legislatura para que se avance con la reforma del Código Procesal Penal para que agresores del personal de salud sean penados con prisión de hasta 40 días.

Comentarios