La ciudad
Jueves 12 de Mayo de 2016

Médicos de 3 centros de salud pararon por deudas salariales y hechos de violencia

Trabajadores de los efectores provinciales Cabín 9, Che Guevara y Libertad reclamaron por atrasos, precarización e irregularidades laborales

Profesionales y trabajadores de tres centros de salud de la ciudad (Cabín 9, Che Guevara y Libertad) realizaron un paro en la jornada de ayer en señal de reclamo por abultadas "deudas salariales" y porque vienen sufriendo situaciones angustiantes de "precarización laboral", graves "irregularidades", y además están expuestos a "hechos de violencia e inseguridad" que colocan bajo tensión sus tareas cotidianas. En tanto, en el Centro Nº 15, del barrio Las Flores, hubo el martes una medida de protesta con trabajos comunitarios. Vale destacar que los cuatro efectores, todos ubicados en la zona oeste, dependen de la provincia de Santa Fe y en ese sentido se dirigieron los principales cuestionamientos.

"En los tres centros que pararon hoy (por ayer), hay deudas salariales que no se saldaron y que varían de 3 a 6 meses. También hay deudas de adicionales de atención primaria de la salud, que no se pagaron como correspondía. Los compañeros están esperando hace mucho cobrar y la situación es muy grave", denunció María Fernanda Boriotti, titular de Siprus (Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad).

"También reclamamos por la falta de respuestas y de apoyo a situaciones que son desbordantes en los centros de salud y se repiten a diario", exclamó la dirigente ante La Capital.

Y precisó: "En Cabín 9 hay tiroteos en la puerta y se forma un escenario de trabajo muy preocupante para todos los trabajadores, producto del enfrentamiento de distintas bandas de los barrios, que terminan con balaceras prácticamente en la puerta del centro de salud".

La gremialista explicó que la angustia de los médicos y los empleados que se desempeñan en estos efectores también pasa porque "tampoco contamos con la asistencia necesaria de contención para los momentos de desbordes de los pacientes. No aparecen respuestas adecuadas y los profesionales quedan expuestos".

Boriotti reconoció que en algunos centros de salud se cumplen tareas de vigilancia, pero no son suficientes para controlar esos cuadros desmedidos. "Muchas veces, las situaciones desbordantes no son sólo producto de la inseguridad, si no refieren a situaciones problemáticas relacionadas a la salud mental. Pueden ser pacientes fuera de control, o situaciones de salud muy complejas, o de abusos, y recurren a los centros, pero los compañeros no tienen el sostén adecuado para poder solucionar esos episodios", graficó la referente de Siprus.

Asimismo, como muestra de la vocación de servicio de los profesionales que actúan en estos lugares, reveló que "muchas veces algunos médicos terminan poniendo sus autos particulares para trasladar un paciente, o quedándose hasta cualquier hora para esperar una ambulancia para un traslado, o hasta que algún organismo se haga cargo de alguna situación".

En cada uno de los centros que pararon ayer trabajan alrededor de 30 personas. "En esos grupos hay 5 o más trabajadores con irregularidades en el pago de sus salarios", se encargó de remarcar Boriotti.

"En la práctica hay precarización de trabajadores que van cubriendo distintas licencias. Entonces les van debiendo distintos lapsos de diferentes meses. Es variable, pero en todos los casos son más de tres meses. No se puede solventar con el esfuerzo y el bolsillo propio, algo que tiene que hacer el Estado", enfatizó la gremialista.

En tanto, ayer se realizó una asamblea en las instalaciones del Hospital Provincial, donde se plantearon todos estos reclamos e inquietudes. "Muchos trabajadores se preguntaban: ¿en nombre de qué me estoy inmolando? ¿qué hago acá? Fueron preguntas que no tuvieron respuestas. La realidad es que sentimos una gran desprotección. Sólo seguimos adelante por el enorme compromiso que tenemos los trabajadores de la salud con lo que hacemos cada día en la atención primaria", destacó la titular de Siprus.

"Y para solucionar esto tienen que intervenir Salud, Economía y Gobierno. Se necesita una decisión conjunta para sanear de una vez por todas la situación que están viviendo estos profesionales de la salud", finalizó.

Comentarios