Juegos Olímpicos Río 2016
Lunes 15 de Agosto de 2016

Medalla de plata a la perseverancia

El tenista Juan Martín Del Potro se subió al segundo lugar del podio después de padecer lesiones que lo pusieron muy cerca del retiro.

"Hola a todos, quería saludarlos y contarles un poco lo que ha sido mi vida este último tiempo. Hace mucho que no tenemos contacto y estuve alejado de las redes sociales también. Quería contarles las últimas novedades y noticias. Los pongo un poco al tanto. Desde mi último torneo de Miami hasta el día de hoy he pasado semanas y meses complicados, con días tristes y con días negros, con poca luz en el camino debido a mi lesión grave en la muñeca, pero quiero contarles que no me rindo, que no me doy por vencido. No puedo dejar de luchar por lo que más quiero que es jugar al tenis".

   El 18 de junio del año pasado Juan Martín Del Potro grabó un video en el que anunciaba que se operaría por tercera vez, en ese caso de la muñeca izquierda. Pero el tono de su narración, de alrededor de 15 minutos, sugería mucho más que un anuncio de ese tipo. A pesar de que sus palabras fueron claras sobre el deseo innegociable de volver a jugar, parecía todo lo contrario.

   Pero el amor por el tenis pudo más. Y ayer, aún en vías de recuperación, con un revés todavía muy flaco para competirles a los poderosos, pero con una derecha cada vez más furibunda, como si cada impacto llevara la carga de tanto tiempo de frustración e incertidumbre que lo pusieron al borde del retiro, se subió al podio en Río 2016 para colgarse la medalla de plata.

   Ya se sabía desde el sábado que el premio menor para el tandilense era el segundo puesto, pero ayer intentó ir por más frente a un Andy Murray que fue superior porque, entre otras cosas, estaba bastante más descansado (ver página 3).

   Pero seguro el premio mayor fue el reconocimiento interminable del público que no se movió de sus asientos hasta la premiación.

   Y para su interior haber comprobado que está de regreso, que a pesar de las limitaciones puede darles batalla a quienes en algún momento fueron sus compañeros de ruta en la cima del ránking mundial.

   Hacía rato que sus muñecas no lo dejaban tutearse con los tenistas de élite, que en realidad son los de su misma condición. Por eso también las lágrimas al final de cada uno de los partidos que jugó y los abrazos prolongados con Novak Djokovic, Rafael Nadal y Andy Murray.

   No pasó mucho tiempo desde el 18 de junio del año pasado en que fue intervenido por tercera vez y el regreso a los primeros planos del tenis mundial parecía una utopía.

   En una semana, aquí en Río de Janeiro volvió a sentir que su hábitat sigue siendo el mismo.

   Enfrentó y les ganó a Djokovic y a Nadal, le jugó mano a mano a Murray una final a 5 sets a la que sólo le hicieron falta 4 y se subió al podio para colgarse la medalla de plata y transformarse en el primer tenista argentino de la historia en obtener 2 preseas.

   Gaby Sabatini fue plata en Seúl 88, Javier Frana y Christian

Miniussi bronce en Barcelona 92, Patricia Tarabini y Paola Suárez también bronce en Atenas 2004 y Delpo bronce en Londres 2012.

   Fue su mejor semana en mucho tiempo, la mejor de un par de años a esta parte quizás. Seguramente en gran parte de ella se cruzó por su cabeza aquella expresión de deseos del video de junio del año pasado que se pareció más a una despedida que a un anuncio: "No puedo dejar de luchar por lo que más quiero que es jugar al tenis".

   Y no dejó de luchar, porque después de aquello se sucedieron momentos en los que seguramente tuvo que volver a jurarse que no le ganarían la pelea que menos quería perder.

   Es un regreso en capítulos.

   El 30 de septiembre último volvió a tener contacto con una raqueta después de seis meses.

   El 17 de febrero de este año regresó al circuito profesional después de 11 meses en Delray Beach y a partir de allí armó un esquema muy meticuloso para retornar al circuito gradualmente, sin demasiados apuros.

   Ese paso a paso lo hizo descartar Roland Garros, pero jugar Wimbledon y también los cuartos de final de la Copa Davis frente a Italia, aunque en dobles.

   A propósito de Wimbledon, allí aparecieron los primeros síntomas de recuperación importante del tenista de Tandil, que en la segunda ronda eliminó al suizo Stanislas Wawrinka, uno de los 5 mejores jugadores del mundo, en cuatro sets. Ese día Delpo dejó un mensaje que nadie hubiera supuesto que iba a tener una respuesta tan contundente en los Juegos Olímpicos, pero sí fue el que motivó que no se descartaran sus chances en Brasil.

   Y justamente, después de aquel abierto de Inglaterra en el que quedó eliminado en la tercera ronda y su regreso al equipo argentino de Copa Davis ante Italia, llegó Río.

   Una victoria extraordinaria sobre Novak Djokovic, en el que seguramente fue el partido de más alto nivel de la competencia, los triunfos ante Joao Sousa, Daniel Taro y Roberto Bautista Agut, y las batallas contra Rafa Nadal y Andy Murray.

   Bienvenido, el mejor tenista argentino de estos tiempos ya está de regreso. w

"Perdí pero siento que me llevo la de oro"

Por todo lo que pasó en los últimos años y con un podio que hace una semana atrás costaba imaginar, Del Potro sostuvo que siente que la medalla de plata es como si fuese "de oro".

"Entiendo que me tocó perder y sumar una medalla plateada, aunque siento que me llevo la de oro porque volví en un gran nivel de juego", destacó el tandilense.

"La verdad es que ambos fuimos dignos finalistas olímpicos, que dejamos absolutamente todo en la cancha. En lo personal me quedé sin energías. Desde el primer set no pude levantar las piernas, pero el aliento de la gente me dio fuerzas", admitió.

"Desde que le gané a Nole (Djokovic) en la primera rueda sentí mucha presión, sobre todo al ver que el cuadro se abrió y pude quedarme con esta medalla, así que estoy feliz", agregó.

La Torre señaló que entiende que su actuación a lo largo del torneo haya sido sorpresiva. Y espera seguir en este nivel.

"No sólo me sorprendí a mí mismo, sino al torneo y al mundo del tenis. Me gustaría seguir mejorando para que esto sea más seguido y pueda vivir estas situaciones más seguido", deseó.

Comentarios