La ciudad
Jueves 24 de Noviembre de 2016

"Me siento muy orgulloso de ser rosarino", afirmó el director del circo Tihany

Richard Massone fue declarado visitante y artista distinguido de Rosario, y anunció una función solidaria

El rosarino Richard Massone, director del circo Tihany, fue declarado ayer visitante y artista distinguido de la ciudad. En un cálido encuentro en el Palacio Municipal, lleno de emociones, gentilezas y cruces de divertidos recuerdos, la intendenta Mónica Fein y el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, le otorgaron este reconocimiento a quien también actúa como mago y es la figura central de este imponente espectáculo que se encuentra visitando Rosario. Pero más allá de su rol de incansable emprendedor, Massone no olvida sus raíces y exhibe un valorable compromiso social, que evidenció al anunciar ayer que realizará mañana una función solidaria. Además, cedió entradas a las autoridades locales para que destinen a chicos de los centros de convivencia barrial.

"Esto es realmente maravilloso, estoy conmovido y muy orgulloso de ser rosarino y de haber recibido esta distinción", confió Massone.

Este rosarino, hincha de Central, nació a media cuadra de Oroño y 27 de Febrero, un lugar donde hace muchos años recalaban circos. Allí tomó impulso su sueño, y sus ilusiones y la magia lo llevaron a ser en la actualidad el comandante de este espectáculo de nivel internacional, que recorre el mundo con su liderazgo, y un show impecable.

Veinte años después de su último paso por la ciudad con este circo, Massone vive este momento con enorme felicidad. Además, la distinción de la Municipalidad le suma responsabilidad, ansiedades, y una palpable emotividad a este retorno triunfal ante su gente.

"Siento que es un reconocimiento a mi trayectoria, a mis años de vida dedicados a la magia, a la diversión, al sano esparcimiento, lo que llevo siempre por el mundo. Nosotros somos un circo internacional, que viaja por todo el mundo, y me llena de satisfacción poder ser reconocido en mi ciudad", apuntó Massone.

Y agregó: "Hay un viejo dicho popular que dice que «nadie es profeta en su tierra», por suerte estos acontecimientos demuestran lo contrario".

Sobre esta chance de actuar en su ciudad de origen, confesó que en Rosario "todas las noches, todas las funciones, son de una gran emoción. Hay mucha magia, alegría y recibo el afecto de muchas personas que no vi durante años. En esos momentos, siento que el tiempo no es lo importante, y que hay una gran gratitud".

"Después de las funciones, siempre se me acerca gente que me dice que me conoce, de hace muchos años. Y ahora esa gente viene con sus hijos, así que se transforma en algo muy intenso. Todos nos ponderan la puesta del circo, nos dicen que es algo de mucha calidad y nos agradecen que pasemos por Rosario", comentó Massone.

Y profundizó: "Se me mezclan muchos sentimientos que me generan una gran felicidad y un estado de realización. Eso, para los que somos artistas y viajamos por todo el mundo, representa mucho y nos hace sentir que nuestra misión en el mundo está siendo cumplida".

Un lugar mejor. En tanto, sobre el contratiempo inicial que hubo en relación a la localización y el traslado que tuvo que afrontar el circo desde Oroño y el río a la rotonda de avenida Francia, Massone se mostró con una visión amable y conciliadora. "Nosotros viajamos por el mundo y estamos acostumbrados a respetar las normas de los lugares donde vamos. Si hay algún problema de reglamentación o alguna incomodidad, no es nuestro perfil insistir en eso. En este caso, nosotros tomamos en cuenta que el municipio se preocupó y nos resolvió el problema. No fue que nos prohibió. Simplemente tuvimos que trasladarnos a otro lugar, que para beneficio nuestro y de todo el público rosarino, es mucho mejor y más viable que el anterior. Ahora tenemos una excelente localización y estamos muy a gusto en un predio maravilloso, con un estacionamiento increíble".

El gran mago del Tihany destacó que con este espectáculo "Las Vegas está en Rosario", y se demuestra que "la magia existe". Asimismo, contó que con este paso del circo, "nuestra temporada en principio es hasta el 18 de diciembre, pero si los rosarinos nos acompañan podremos extenderla y pasar la Navidad y el Año Nuevo en esta ciudad. Ese es mi gran deseo".

Comentarios