Edición Impresa
Sábado 04 de Diciembre de 2010

"Me siento importante siendo docente"

Noelí Gagliardi tiene 20 años y está a punto de recibirse de maestra. Confiesa que estaba con muchas dudas en continuar con el profesorado, ya que su mamá también es docente. Sin embargo, ahora a punto de graduarse, afirma que "es su vocación" y que no está para nada arrepentida de lo que eligió.

Noelí Gagliardi tiene 20 años y está a punto de recibirse de maestra. Confiesa que estaba con muchas dudas en continuar con el profesorado, ya que su mamá también es docente. Sin embargo, ahora a punto de graduarse, afirma que “es su vocación” y que no está para nada arrepentida de lo que eligió.

Cuando se le pregunta por su vida de estudiante, cuenta que no tuvo mayores sobresaltos. Sólo que se tuvo que acomodar con los horarios de cursado y de trabajo, “en especial cuando tenía que rendir”.

“Me quedaba estudiando por la noche o los fines de semana si tenía que dar un examen”, comenta y dice que prefiere sacar antes aquellas materias que le ofrecen mayor dificultad o las que son correlativas. Igual reconoce que “nunca tuvo mayores inconvenientes con el estudio”. Es lo que puede afirmarse una buena alumna.

A pesar de que pudo enfrentar las primeras novedades que impone la vida en el nivel superior sin muchos inconvenientes, define al primer año como de repaso, de refrescar conocimientos que “no estaban bien dados en el secundario o fueron de arrastres básicos”.

Lo que más le costó fue organizarse en el tiempo y con el dinero. Es que si bien el profesorado donde cursa (el Normal Nº 1) es gratuito, igual le demanda gastos de materiales para la residencia, el pasaje y hasta muchas veces por razones de combinación de horarios para quedarse a comer. “Por suerte tengo mi familia que me apoyó mucho”, destaca.

A poco de graduarse

Y agrega respecto de la organización del tiempo y el trabajo, que “muchas veces los profesores demandan de un día para otro como si no tuviéramos otra cosa en su vida que el estudio”.

Si todo va bien, el 10 de diciembre Noelí rendirá su última materia y ya promete, por lo que dice, ser una educadora con mayúsculas: “Me siento importante siendo docente, el cambio que se tiene que producir tiene que ser desde la educación. Ser maestra es mi manera de aportar a la sociedad”.

 

Comentarios