Ovación
Sábado 14 de Mayo de 2016

Maxi Rodríguez y Nacho Scocco, los últimos símbolos con futuro incierto en Newell's

La nueva dirigencia y el entrenador, temas que inciden en la continuidad de Maxi Rodríguez y Nacho Scocco.

En menos de una semana, los dos referentes del plantel dejaron dudas sobre si seguirán vistiendo la camiseta de Newell's. Primero fue Ignacio Scocco, después de los agravios verbales que sufrió de parte de algunos hinchas durante el encuentro contra Defensa y Justicia (0-1), del sábado en el Coloso. Después, el que abrió el interrogante fue Maxi Rodríguez, ni bien concluyó la goleada sobre Sansinena el jueves en Junín por la Copa Argentina. Uno y otro expusieron la sensación de incomodidad a partir de los cuestionamientos que reciben. Puede llegar a entenderse que se refirieron a las críticas de los simpatizantes. Pero lo que se vislumbra es que hacia donde apuntan es a la conducción rojinegra, la que estuvo y la que podría llegar a venir. La incertidumbre sobre la futura comisión directiva, y también acerca de quién será el entrenador, es el principal motivo por el cual abrieron la puerta para una posible salida del club en el que siempre dijeron que tenían intenciones de retirarse.

   La distancia de Maxi y Scocco con la dirigencia se fue ensanchando con el tiempo. Los últimos símbolos en actividad del club del Parque fueron teniendo cortocircuitos con los directivos, crisis que se ahondó a partir de una entidad que prácticamente está acéfala.

En cierta medida fue consecuencia de la preponderancia que tuvieron aquellos jugadores del ciclo Martino por sobre la dirigencia. Hubo una alteración de roles que tuvo sus efectos.

   "Tengo un año más de contrato, pero cuando dudan de uno, molesta. Siempre hice todo por Newell's", señaló Maxi. ¿Quiénes son los que dudan? Está claro que no son los hinchas. Ni en la cancha, ni en la calle, ni en los medios de comunicación, ni en las redes sociales se discute a la Fiera. Entonces hay que mirar para otro lado. Se sabe que el futbolista fue duramente atacado desde adentro del club, como la misma Fiera reconoció este año. Hoy existen ciertas personas involucradas en algunas de las agrupaciones opositoras que pretenden gobernar el club a partir del 19 de junio, que les causa escozor la figura de Maxi.

   No extraña que hoy se mantengan callados y no salgan públicamente a proponer que harán lo imposible para que la Fiera siga en el Parque. Y la misma postura pasiva tienen con Scocco.

   Maxi fue muy claro en una nota que publicó el diario La Nación en febrero pasado. "¡Si esto es Newell's, cómo van a estar peleados los que están ahí adentro! No buscan el crecimiento del club, sino el beneficio personal. Cuando vos decís las cosas, hay gente a la que no le gusta escucharlas y aparecen las pintadas, que a veces vienen del mismo club", dijo. Los dos atentados a la casa de su abuela, con las pintadas y los balazos, también deben estar dando vueltas en la cabeza de la Fiera.

   "Creo que hoy Maxi está en duda sobre su futuro porque no sabe quien se va a hacer cargo del club", declaró Rubén Petete Rodríguez, tío de Maxi y padre de Denis, al programa "Una buena tarde", de Radio del Plata Rosario. Ratificó lo que se presumía.

   Desde que la Fiera retornó al club a mediados de 2012, la idea era terminar su carrera en Newell's. A los 35 años, con un contrato que concluye a mitad de 2017 y después de rechazar diferentes ofertas para irse (la última de Boca, para esta Copa Libertadores), necesita tener la seguridad de que contará con el respaldo de los nuevos dirigentes.

El presente futbolístico de Scocco es distinto al de Maxi. Su rendimiento está por debajo de lo que se espera y Osella lo relega el banco, más allá de que lo haga entrar siempre. Espera tener más chances, de lo contrario, no descarta alejarse. Pero el tema del entrenador no es el único. Tuvo choques con la comisión directiva. Y no sabe quienes estarán al frente del club a partir de las elecciones del 19 de junio. Como Maxi, también aparecen figuras comprometidas en agrupaciones que lo cuestionan.

"Lo que no quiere Nacho es no ser un perjuicio para Newell's. Si el técnico que está no lo tiene en cuenta, prefiere irse", dijo su representante Fabián Soldini. "Faltan tres partidos y después se verá mi futuro", planteó Scocco, cuyo contrato finaliza a mitad de 2019. El goleador tuvo intenciones de irse a River en enero, y ahí admitió "diferencias con la dirigencia".

   "Les dije a los dirigentes que si estaba la posibilidad de irme y al club le convenía, que yo lo iba a evaluar por estas diferencias que tenía con ellos". Scocco no quiere seguir viviendo esos roces con la nueva dirigencia. Maxi tampoco. Por lo visto, mucho de eso dependerá del futuro de los dos.

Comentarios