Femicidio
Lunes 25 de Julio de 2016

Mató a su ex mujer a puñaladas en un pelotero delante de varios chicos

El agresor, de 38 años, intentó suicidarse, pero está fuera de peligro. Ella tenía 37. La pareja estaba separada y tenía dos hijos

Un hombre asesinó a su ex mujer a puñaladas delante de un grupo de niños —entre quienes estaban los dos hijos de ambos— que festejaban un cumpleaños en un pelotero donde luego intentó quitarse la vida con el mismo cuchillo. El trágico episodio ocurrió el sábado a la tarde y conmocionó a los habitantes de la ciudad de Esperanza, en el centro santafesino. Fuentes allegadas al caso indicaron que el homicida, de 38 años y quien habría actuado en medio de un brote psicótico, se recuperaba ayer de las lesiones que se provocó en un hospital de la capital provincial y en las próximas horas sería imputado del crimen.

Con motivo de la feria judicial, la investigación de lo ocurrido recayó en principio en la fiscalía de Homicidios en turno de la ciudad de Santa Fe, pero a partir de hoy la pesquisa estará a cargo de la fiscal esperancina, Clelia Trossero. Ayer a la tarde fue sepultada la víctima en el cementerio de Esperanza mientras los dos hijos de la pareja se encontraban con familiares.

Locura. Alrededor de las 16 del sábado Adrián Biolatto llegó al salón de juegos infantiles propiedad de su ex esposa Nadia Gisela Schachner en la avenida Colonizadores al 300 de Esperanza, en un tranquilo barrio residencial habitado por familias de buen pasar económico en esa ciudad ubicada a unos 40 kilómetros de la capital provincial.

Según distintos portales de noticias de la zona, la pareja llevaba un tiempo separada y la mujer de 37 años había puesto el pelotero con dinero que había logrado ahorrar luego de trabajar durante años en un supermercado.

Algunas versiones indicaban ayer que Biolatto y Schachner discutieron en el lugar, aunque también se aseguraba que casi no hubo diálogo previo y que el hombre "llegó, le gritó un par de cosas y la mató". En presencia de una decena de niños —se indicó que entre los presentes estaban los hijos de la pareja, un chico de 14 años y una nena de 8, pero esa versión no pudo ser confirmada— y algunos padres que se encontraban en la fiesta, el hombre sacó una cuchilla y comenzó a apuñalar a su ex pareja en el pecho, lo que ocasionó su muerte prácticamente en el acto.

Acto seguido, Biolatto comenzó a apuñalarse en el pecho, el cuello y otras partes del cuerpo. Mientras los adultos se llevaban a los niños hacia un patio trasero, alguien cerró la puerta de blíndex del local mientras vieron caer como muerto al agresor. Sin embargo, segundos después se levantó, se pegó otra puñalada en el pecho y salió corriendo hacia la calle. Atravesó la puerta de vidrio, cayó a la vereda, volvió a levantarse e impactó contra un auto rojo estacionado en el lugar para luego caer sobre el pavimento en un charco de sangre.

Mientras los padres y algunos efectivos policiales sacaban a los niños del local por un tapial y a través de las casas linderas para que no vieran el cadáver de la mujer asesinada, personal policial y médico llegaron al lugar, donde tuvieron que sujetar a Biolatto para poder atenderlo. En primer lugar el agresor fue llevado al hospital Samco de Esperanza desde donde lo trasladaron hasta el Hospital José María Cullen de la ciudad de Santa Fe, donde quedó internado con custodia policial en calidad de detenido.

Según reflejara el portal de noticias Esperanza Día por Día, a partir de declaraciones de un médico de guardia del Servicio 107, en principio Biollato pudo haber actuado bajo un brote psicótico.

"Al llegar al lugar encontramos una escena bastante complicada, con mucha gente desesperada, caras de angustia y desesperación. Lo primero que vimos fue un hombre tirado sobre el asfalto con algunas heridas y sangre, que se notaba con un brote psicótico bastante importante, lo que se llama en medicina una hiperexcitación psicomotriz", dijo el médico Pablo Verrone el mencionado portal.

Según este relato, los testigos les indicaron a los profesionales del Sies que en el interior del pelotero había una mujer en estado delicado. Al ingresar, entre vidrios rotos y sillas desparramadas por el local, vieron que en el piso yacía Nadia con múltiples heridas de arma blanca y constataron que ya se encontraba sin vida.

En ese contexto los médicos se abocaron a atender a Biolatto, que se resistía a ser asistido por lo que tuvieron que pedir colaboración al personal policial para sujetarlo. Y cuando pudieron suministrarle medicación para calmarlo lo llevaron al hospital de Esperanza. Allí se constató que el hombre presentaba un corte en el cuello y otro en el pecho, heridas que en principio no revistieron gravedad pero pudieron haberle causado la muerte. Luego fue trasladado al Cullen de Santa Fe.

A raíz de la feria judicial, la investigación del caso recayó en primera instancia en la fiscal de Homicidios de la ciudad de Santa Fe Cristina Ferraro, quien ordenó remitir el cadáver de la víctima para la autopsia. Asimismo, ordenó que Biolatto quedara detenido en el hospital Cullen donde podría ser imputado del hecho si es que su salud no le permite concurrir a Tribunales.

Conmoción. En algunos portales circuló una versión sobre un problema surgido entre Biolatto y Schachner la noche del viernes en torno a un confuso episodio relacionado con uno de sus hijos que habría precipitado la discusión y su violento desenlace.

Lo cierto es que el hecho causó una tremenda conmoción, "no sólo en Esperanza sino también en otras localidades del departamento Las Colonias", graficó el periodista Daniel Franck, del diario esperancino El Colono del Oeste. "Las dos son buenas familias —añadió— y conocidas en la ciudad, nadie puede creer lo que sucedió. Todo el mundo está hablando de esto, gente de todas las edades".

Comentarios