Información Gral
Martes 25 de Octubre de 2016

Mató de dos tiros a un camionero que cortaba la calle para estacionar

Un camionero fue asesinado de dos tiros en el pecho por un vecino que festejaba su cumpleaños y se enojó y fue a buscar el arma luego de una discusión de tránsito, que se inició porque el chofer había cortado la calle y maniobraba su camión para estacionarlo, en la localidad bonaerense de William Morris, partido de Hurlingham, informaron ayer fuentes policiales.

Un camionero fue asesinado de dos tiros en el pecho por un vecino que festejaba su cumpleaños y se enojó y fue a buscar el arma luego de una discusión de tránsito, que se inició porque el chofer había cortado la calle y maniobraba su camión para estacionarlo, en la localidad bonaerense de William Morris, partido de Hurlingham, informaron ayer fuentes policiales.

Si bien trascendió ayer, el hecho ocurrió el sábado a las 21.50 en la calle Albariños al 2700, de la mencionada localidad del partido de Hurlingham, en el oeste del conurbano bonaerense.

La víctima fue identificada como Facundo Gustavo Barreto, de 31 años, quien trabajaba como transportista con su camión de carga, y el imputado, que permanece prófugo hace dos días, es Sandro Fabián Fernández, albañil.

Ambos eran vecinos, ya que Barreto vivía en Albariños 2795, y Fernández, a la vuelta, sobre la calle José de Minoguye al 2100.

De acuerdo a lo que pudieron reconstruir los investigadores de la Fiscalía 7 de Morón y de la Comisaría 3ª de Hurlingham, el episodio ocurrió cuando Fernández festejaba su cumpleaños con un asado en su casa y salió a buscar a un matrimonio amigo que llegaba a la fiesta.

Discusión fatal. Cuando circulaba por la calle Albariños, en un auto gris, rumbo a su domicilio, se encontró con el camión de Barreto cortando el paso porque el chofer estaba maniobrando marcha atrás para estacionarlo en un predio de la cuadra.

"Fernández le dijo que se apure, Barreto le gritó que esperara y hubo una discusión que terminó cuando el albañil se bajó del auto, dijo "ahora vas a ver quién soy yo» y se retiró del lugar", contó a Télam un jefe policial que trabaja en la causa.

Siempre según lo que la policía reconstruyó con testigos, cuando Barreto ya había logrado estacionar el camión y se dirigía con un amigo a su casa, reapareció el albañil, esta vez con un arma de fuego en la mano, con la que primero realizó dos tiros al aire y luego le dio dos balazos en el pecho al camionero.

"Estábamos festejando el cumpleaños de él. Entró con el matrimonio amigo, salió sin decir nada y no lo vimos más. Después vino la policía y dijo que le había disparado a una persona", dijo ayer a la prensa un amigo y vecino del prófugo Fernández, que estaba el sábado a la noche en la casa del imputado.

"Quedamos todos asombrados. Es una persona sana, nunca andaba armado. Jamás tuvo un problema con nadie. No había tomado, estaba haciendo el asado y dijo que iba a tomar después de que coman", agregó el amigo y compañero de trabajo del prófugo.

En la escena del crimen no se secuestraron vainas servidas, con lo que la principal hipótesis es que el asesino empleó un revólver.

Fuentes policiales indicaron a Télam que "se está trabajando para detener al prófugo" y que "todo indica que en las próximas horas podría estar esclarecido el caso".

Comentarios