Información Gral
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Matarán a los castores para salvar los bosques

Las autoridades planean exterminar a la población de 100 mil castores, una especie exótica erigida en plaga que devasta los bosques patagónicos.

Las autoridades de Tierra del Fuego lanzarán un plan para matar a unos 100 mil castores, que es una especie exótica que se reproduce sin control y amenaza la supervivencia del bosque patagónico.
Biólogos y especialistas, en conjunto con autoridades nacionales y provinciales, comunicaron que implementarán un inédito plan para eliminar la totalidad de la población de castores que existen actualmente en la provincia de Tierra de Fuego, con el objetivo de restaurar las áreas de bosques afectadas por el roedor, informó el diario digital Infofueguina.com.
La iniciativa formará parte de un programa piloto impulsado por la FAO y estará coordinado por el Ministerio de Ambiente de la Nación y la provincia de Tierra del Fuego. Catalogado desde hace tiempo como "especie exótica invasora", especialistas del Conicet consideraron que la situación actual "está absolutamente fuera de control", y consignaron que los castores "ya depredaron una superficie de bosque dos veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires". En ese sentido, Erio Curto, Director de Areas Protegidas de Tierra del Fuego, precisó que los roedores "cortan un árbol pequeño en horas y un árbol grande en días"."Hablamos de árboles de 100 o 150 años de vida, la lenga no rebrota”, afirmó, y añadió que los roedores “voltearon árboles de ribera, provocaron el desborde de los arroyos, inundaron todo”.
Adrián Schiavini, biólogo e investigador del Conicet y a cargo de la Estrategia Nacional sobre Especies Exóticas Invasoras, remarcó que en el Parque Nacional “hay árboles que murieron de pie, algunos a los que sólo les queda un tronco mutilado que llega a la rodilla y otros ahogados en aguas quietas”.
Cuencas colonizadas. Por otro lado, los especialistas coinciden en exponer que “el 95% de las cuencas de los ríos y arroyos en la provincia de Tierra del Fuego ya fueron colonizadas” por el roedor, además de destruir puentes y tapar alcantarillas. A raíz del “fracaso” en los intentos de cazar a los castores a través de los años, las autoridades hicieron un “casting”, en donde entrevistaron a varias personas hasta elegir a las diez con las mejores capacidades.
El “staf” está comprendido -entre otros- por campesinos y guías de montaña acostumbrados a andar en el frío extremo. En relación específica a los métodos que se emplearán para terminar con la plaga, precisaron que se colocarán trampas “que les dan un golpe en la cabeza y aseguran una muerte rápida”. “Esperamos tener buenos resultados en 10 ó 15 años”, pronosticó Schiavini, quien enfatizó que la idea es que en los embalses de árboles asfixiados “vuelva a haber pasto y nazcan árboles”.

Comentarios