Información Gral
Lunes 30 de Mayo de 2016

Matan a un gorila en un zoo y salvan a un niño

Empleados del zoológico de Cincinnati, en Ohio, sacrificaron al animal para preservar la vida de un pequeño, que había caído en la jaula.

Empleados de un zoológico de Estados Unidos mataron anteayer a tiros a un gorila para salvar la vida de un niño de cuatro años, que había caído en el foso de la jaula de los primates.

Las personas que visitaban el zoológico de Cincinnati, en el estado de Ohio, observaban impotentes mientras gritaban "¡Quédate tranquilo!'" y una mujer exclamaba "¡Mami te ama!'" mientras un gorila se acercaba a un niño de cuatro años que cayó al foso de los primates.

El niño, todavía en el agua, miraba hacia arriba mientras el animal le tocaba la mano y la espalda. En un momento parecía que el gorila Harambe, de 181 kilos, ayudaba al pequeño a levantarse.

"Dos testigos pensaron que el gorila estaba tratando de proteger al niño antes de espantarse con la gente que gritaba. Entonces el animal alzó al niño y lo llevó a otro punto dentro de la zona de exhibición", dijeron autoridades del zoológico.

Al temer por la vida del niño, el personal del zoológico decidió dispararle al gorila de 17 años.

Autoridades del centro dijeron que el pequeño cayó tras trepar la valla de la muestra Gorilla World el sábado por la tarde. El gorila lo recogió y arrastró durante aproximadamente 10 minutos.

Agregaron que el niño, cuyo nombre no se ha dado a conocer, cayó entre 1,8 y 3,6 metros. Fue llevado al Hospital Centro Médico Infantil de Cincinnati, donde se espera que se recupere. Funcionarios médicos no dieron más detalles sobre su estado.

El director del zoológico, Thane Maynard, dijo que el equipo de respuesta para animales peligrosos del parque, capacitado para hacer frente a este tipo de incidentes, decidió que el niño estaba "en una situación que ponía en peligro su vida" y que necesitaban matar a Harambe.

"Tomaron una decisión difícil e hicieron lo correcto porque salvaron la vida del pequeño niño", dijo Maynard. "Pudo haber sido muy malo".

Harambe. Pero lamentó la muerte de Harambe, que llegó a Cincinnati en 2015 procedente del Zoológico Gladys Porter en Brownsville, Texas.

"Todos estamos devastados por este trágico accidente que resultó en la muerte de un gorila en peligro de extinción", dijo Maynard. "Esta es una gran pérdida para la familia del zoo y para la población de gorilas en todo el mundo", advirtió.

En el momento del incidente, en el recinto había además dos hembras, pero según los responsables sólo el macho se acercó al niño.

Maynard dijo que no parecía que el gorila estuviera atacando al niño, pero agregó que se trataba de un animal "extremadamente fuerte" en una situación agitada. Dijo que adormecer al gorila no lo hubiera noqueado de inmediato, por lo que el niño seguiría en riesgo.

El personal del centro animal desalojó el área y los visitantes escucharon un disparo poco tiempo después. Fue cuando los bomberos entraron rápidamente al encierro y recogieron al niño.

El director añadió que fue la primera vez que el equipo mata un animal del zoológico en una situación de emergencia, y dijo que se trataba de "un día muy triste" en el zoológico.

En redes sociales ha habido una fuerte reacción por la forma como el niño logró entrar al foso y por la decisión de matar al gorila.

El teniente Steve Saunders, de la policía de Cincinnati, informó que por el momento no hay planes de presentar cargos contra los padres.

Comentarios