Policiales
Martes 16 de Agosto de 2016

Matan a dueña de un campo y sospechan de un empleado

La dueña de una chacra fue asesinada de cinco puñaladas y su cuerpo apareció calcinado junto a su auto incendiado en la zona de quintas detrás de la sierra La Barrosa de la ciudad bonaerense de Balcarce.

La dueña de una chacra fue asesinada de cinco puñaladas y su cuerpo apareció calcinado junto a su auto incendiado en la zona de quintas detrás de la sierra La Barrosa de la ciudad bonaerense de Balcarce. Fuentes policiales y judiciales identificaron a la víctima como Olga Bianchini, de 62 años. Por el hecho fue detenido un empleado suyo como principal sospechoso porque tenía rasguños en el rostro que pudieron haber sido realizados por la víctima antes de morir, mientras que en su casa hallaron un cuchillo y su auto con manchas de sangre.

El hecho se descubrió la tarde del domingo en un campo donde los bomberos fueron porque un auto se incendiaba en un camino vecinal. Tras apagar las llamas, hallaron junto calcinado el cuerpo de Bianchini, quien vivía en Balcarce con su madre anciana y estaba separada. Un par de años atrás volvió de Canadá y se hizo cargo del campo.

Si bien primero hubo dudas sobre el móvil y no se descartó un suicidio, el hallazgo de las llaves de un Citroën C3 tiradas en un camino a 350 metros de la casa del sospechoso reorientó la pesquisa. Y la autopsia, ayer a la tarde, confirmó que la mujer recibió cinco puñaladas en la cabeza y que su cuerpo fue quemado cuando estaba muerta.

Tras interrogar al entorno de la víctima, fue detenido un empleado de Bianchini. Se trata de Juan Antonelli, de 69 años, que presentaba rasguños en el rostro que, se supone, pudieron haber sido causados por la víctima en su defensa. "No supo explicar esas lesiones", dijo un pesquisa.

Ayer se halló en casa de Antonelli un cuchillo Tramontina y un auto Volkswagen Gol Country, ambos con manchas de sangre. Una hipótesis es que el crimen pudo ocurrir durante una discusión por una deuda laboral.

Comentarios