Economía
Jueves 01 de Septiembre de 2016

Massa puso primera para 2017, cerca de Stolbizer

El líder del Frente Renovador encabezó la primera convención de UNA, donde cuestionó por igual al gobierno y al kirchnerismo

El diputado Sergio Massa puso ayer primera en la carrera hacia las elecciones de 2017 al encabezar la primera convención nacional de la alianza Unidos por una Nueva Argentina (UNA) junto a la líder del GEN, Margarita Stolbizer, quien dio una señal de acompañamiento.

"El futuro nos une y hay otro camino, que no nos puede condenar a debatir entre el ajuste y la corrupción. Tenemos que apostar al crecimiento, al desarrollo, a la producción y al rol del Estado", se definió Massa, en un escenario del complejo porteño Parque Norte, escoltado por Stolbizer, el ex gobernador cordobés José Manuel de la Sota y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, ante unos 300 dirigentes de UNA de todo el país.

Antes del mensaje del líder del Frente Renovador, que relega por ahora un reagrupamiento del FR con los "renovadores" del peronismo, Stolbizer pronunció un encendido discurso en el que insinuó que se incorporará al armado electoral del massismo en 2017.

"Esto no es un pase casual, no es que pasaba y entré. Vengo convencida de que este es el lugar donde debo estar hoy; me da mucha alegría estar aquí", lanzó Stolbizer, y recibió una ovación.

No obstante, señaló que "en un año donde rondan terribles especulaciones electorales sobre el destino personal de cada uno, poca construcción hay sobre el destino colectivo de la Argentina". Tras el acto, aclaró en Twitter que "el GEN forma parte del frente Progresistas" y que es "con ellos" con quienes definirán "el año próximo los acuerdos electorales".

"Acá hay peronistas, radicales, socialistas, democristianos, progresistas, pero sobre todo hay vocación de construir pluralmente", afirmó Massa durante el plenario, en el que también les dedicó mensajes al peronismo, al kirchnerismo y al gobierno nacional.

Massa instó a sus dirigentes a que "no pierdan el tiempo en discusiones políticas ni en roscas berretas", porque a su criterio "hay que estar al lado de la gente".

"Obviamente sentimos que nos corre sangre peronista por las venas. Pero el tiempo que viene es el de la suma, no el de la división", dijo el ex intendente de Tigre, y agregó: "Mostremos que el futuro nos une frente a aquellos que siguen discutiendo el pasado, y en algún caso porque les conviene ocultar el presente".

"Al gobierno queremos transmitirle tranquilidad. Sabemos que hay una minoría que construye en la política desde el miedo y la violencia. Acá hay una enorme mayoría plural que construye desde el reclamo y la propuesta, el camino para interpretar a la sociedad argentina", manifestó.

Massa expresó su apoyo a la Casa Rosada en el plan que lanzó contra el narcotráfico, pero lo criticó por la suba de tarifas.

"Un Estado presente no aumenta las tarifas de los servicios públicos en medio de una recesión con inflación mientras espera cruzado de brazos a que lleguen las inversiones. No elimina las trabas a las importaciones poniendo en riesgo la industria y la soberanía nacional", aseveró, y agregó: "Este gobierno, como el anterior, se empeña en construir un relato, y los relatos endulzan los oídos, pero no resuelven los problemas".

"Tenemos vocación de poder porque nos sentimos capaces de representar a la mayoría que cree posible construir un proyecto político alejado de los fanatismos que dividen a la sociedad", cerró Massa.

Comentarios