Economía
Miércoles 08 de Junio de 2016

Masiva concentración sindical contra el ajuste y los despidos

Durante un acto en defensa del trabajo y la producción, un amplio abanico de sindicatos dijo que resistirán en conjunto las cesantías.

A plaza repleta, decenas de sindicatos y organizaciones nucleados en el Movimiento Sindical Rosarino (MSR) se manifestaron ayer, junto a organizaciones sociales y políticas, "en defensa del trabajo y la producción nacional". También repudiaron el modelo neoliberal del gobierno macrista, los despidos, la inflación y los tarifazos. Invocando la unión de los gremios, instaron a un paro a nivel nacional y advirtieron que este "rosariazo" es un punto de partida de lucha sindical unificada. En delante, advirtieron, cada vez que haya una baja en la región, las patronales deberán lidiar directamente con este bloque de sindicatos.

Pasadas las 14 las organizaciones comenzaron a llegar a la fría explanada de la plaza Santiago Montenegro, que se colmó de manifestantes, batucadas, banderas y pancartas de cara al escenario montado sobre calle San Martín. Tras la lectura de una larga lista de adhesiones de organizaciones y en gran parte de legisladores, el encargado de abrir el acto fue el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Antonio Ratner. El dirigente subrayó la necesidad de decir "basta a los tarifazos, a la precarización, despidos y de sumar argentinos a la pobreza".

El secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Marcelo Barros, sentenció que "la lucha recién comienza" y que "a estos oligarcas, gorilas, no los vamos a dejar descansar hasta vencerlos porque nosotros, los negros, somos mayoría". También enunció el "basta" de "abrirle las puertas a las multinacionales, basta de CEO, basta de patotear y de mentir, como con Cresta Roja.

Tras el anuncio de más adhesiones al acto, _entre ellas las del vicepresidente del Partido Justicialista, Daniel Scioli_ se leyó el mensaje del secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Donello, quien instó a no quedarse sentados "ni mucho menos de rodillas" porque "estamos volviendo a los 90".

Al grito de "paro nacional", Juan Nucci, titular del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Santa Fe, afirmó que "son momentos de unidad" y recordó que "se cumplen 70 años del primer gobierno del general Perón, 70 años de construcción de dignidad. No hablamos de un celular con cámara", dijo en alusión a los dichos del economista Javier González Fraga en cuanto a que el sector medio ha vivido en una "ilusión" al acceder a ciertos bienes.

A su turno, el secretario general del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), Martín Lucero, respondió a la "preocupación" del presidente Mauricio Macri sobre los niveles de ausentismo laboral y a las intenciones del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, de descontar de los salarios los días de paro: "También estamos preocupados por las ausencias, pero las ausencias de políticas sociales, de inclusión, de trabajo, de gestión", dijo.

Rosariazo. Y arengó: "Ahora son los trabajadores los que quieren el cambio y no lo vamos a buscar atrás de globos de colores sino a través del movimiento obrero organizado. Acá se está gestando algo nuevo y empieza con este rosariazo".

"El pueblo no votó esto, queremos volver al Estado de bienestar", advirtió Alberto Botto, lider de Luz y Fuerza Rosario, que llevó al acto una gruesa columna entre la que se veía un pequeño cartel con la leyenda "andate yeguo".

El titular de la Asociación Bancaria de Rosario, Matías Layús, cerró el acto advirtiendo que cada conflicto con la patronal por pérdidas de puestos de trabajo ya no será con el sindicato afectado sino con todos los gremios.

Bambi arranca las suspensiones

El protesorero de la UOM, Daniel Gutiérrez, confirmó que la fábrica de heladeras Bambi SRL presentará hoy el procedimiento preventivo de crisis y suspenderá a 500 trabajadores. La empresa había anunciado la semana pasada su plan de suspender a 450 operarios. Antes, Gafa suspendió a 360 trabajadores. La línea blanca está en crisis. Entre otras cosas porque en lo que va de 2016 se importaron 42 mil heladeras, contra 30 mil de todo 2015. Ahora están en alerta las carroceras.

Comentarios