mas
Domingo 14 de Mayo de 2017

"La cirugía laparoscópica no tiene techo"

Especialistas en procedimientos miniinvasivos se reunieron en Rosario. Los desafíos inmediatos y los problemas que debe enfrentar esta disciplina que ya es rutinaria en las intervenciones.

La cirugía mini-invasiva tuvo dos intensas jornadas de capacitación en Rosario. Médicos extranjeros llegaron hasta la ciudad para aportar sus conocimientos y experiencias a profesionales locales. Dado el prestigio de los cirujanos que estuvieron en el curso, la respuesta de los participantes, que acudieron en forma masiva, dejó más que satisfechos a los organizadores, que son miembros del Servicio de Cirugía General del Aparato Digestivo del Sanatorio de la Mujer.

Gustavo Marcucci, cirujano, jefe del servicio que convocó a las jornadas, destacó la relevancia de este tipo de entrenamiento, teniendo en cuenta el impacto que hoy tiene la laparoscopía en la salud. "Rosario tiene un excelente nivel profesional en este área y seguimos apostando al perfeccionamiento", manifestó en diálogo con Más.

A su lado, Eduardo Targarona Soler, que llegó especialmente desde Barcelona (España) para dar este curso, señaló que "es importante decir que, a diferencia de lo que sucedía hace años, ya no hace falta sorprenderse por los avances en este campo de la cirugía porque la rutina ya es mini-invasiva".

La laparoscopía (un término con el que todos nos hemos familiarizado) es una técnica exploratoria, de diagnóstico y también quirúrgica que permite realizar intervenciones a través de pequeñas incisiones, por lo que el paciente se recupera antes y mejor.

"Los residentes empiezan aprendiendo este tipo de cirugía y casi no saben cómo se hacía antes. Quizá el desafío ahora pasa por tener mucha más experiencia en cirugías más agresivas (más complejas) que están en fase de desarrollo. Lo que queremos lograr, porque conocemos bien las ventajas para el paciente y el sistema de salud, que se expanda a todas las áreas", detalló el experto.

Juan Pekolj, reconocido cirujano del Hospital Italiano de Buenos Aires, ex presidente de la Asociación Argentina de Cirugía y actual presidente de la Academia Argentina de Cirugía, mencionó que "hoy el tubo digestivo sigue siendo la vedette de esta práctica por la frecuencia que tienen las enfermedades de esa zona del cuerpo. Al ser tan habituales, tenemos mucha experiencia para avanzar en las técnicas y para ofrecer mejores resultados. Esto es como un deporte: para jugar un buen partido hay que entrenar toda la semana...", enfatizó.

Los médicos reunidos para esta nota coincidieron en que las expectativas para el desarrollo de la laparoscopía "no tienen techo" y que la apuesta pasa por la capacitación continua pero también por contar con la tecnología necesaria en todos los ámbitos de la salud pública y privada.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en la sala de convenciones del Hotel Plaza Real, se abordaron temas como: endoscopía para cirujanos; formación en cirugía 3D y robótica; laparoscopía en órganos sólidos y videolaparoscopía colorrectal, con la presencia de más de 100 asistentes.


Mujeres ganan espacios

Los datos no dejan dudas: las mujeres son muchas más que los hombres en las carreras de medicina, en la Argentina y en Europa. Sin embargo, el ámbito de la cirugía general no estuvo históricamente destinado a las damas y es uno de los más rezagados en esto de incorporar doctoras. "El aporte femenino es muy relevante. Ya no es raro verlas en los quirófanos pero es cierto que aún no acceden a cargos más jerárquicos. Algo que en unos años será totalmente distinto", dijo Eduardo Targarona Soler.

Comentarios