mas
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Eva Illouz: "Las mujeres perdimos terreno en lo emocional"

La socióloga y escritora Eva Illouz brindó conferencias en las ciudades de Rosario, Santa Fe y Buenos Aires.

Un espacio colmado para escuchar, nutrir y enriquecer conceptos y modos de ver la realidad parece extraño en una sociedad que consume diariamente grietas y agresiones. En el teatro El Círculo de Rosario se abre el telón, se prenden las luces, pero esta vez no hay bandas, cantantes, bailarines u obras de teatro. Aquí hay cientos de personas que se dan cita para construir, desde la palabra, mejores políticas cotidianas, individuales y colectivas.

Eva Illouz es la disertante invitada del ciclo Santa Fe Debate Ideas, y la acompañan la antropóloga Rita Segato y la periodista Raquel San Martín. Tres mujeres sentadas en el espacio inmenso del escenario movilizan las ideas de los presentes con un tono suave y claro. Con esa firmeza que sólo da la experiencia, la convicción, las ganas de ver las teorías convertidas en un hecho concreto que se traduzca en mejoras en la calidad de vida.

Las preguntas brotan. Un manantial de sabiduría se cuela por cada butaca y entra por los auriculares que permiten una traducción simultánea del inglés al español ya que Eva se comunica en la lengua de Shakespeare.

Es imposible asir todas las frases sin reparar en la profundidad discursiva de cada una de ellas. Eva contesta las preguntas con precisión matemática y toma nota apasionadamente cuando responden sus colegas.

Uno de sus conceptos, vinculado a la cultura del amor heterosexual, trae a la memoria la película La Bella y la Bestia. Ella explica cómo la industria del cine hace que nos familiaricemos, lamentablemente, con el personaje aterrador. "Es una historia que nos enseña a aceptar lo horrible que es la Bestia, nos conduce a imaginar que detrás de esa imagen hay un alma buena. Para mí Grey —en referencia al personaje central de "50 Sombras" — la Bestia y Donald Trump representan lo mismo", afirma Eva y agrega: "Hay que enfrentar esto con los ojos bien abiertos".

Eva se permite decir "no sé" cuando se le piden "recetas" a las problemáticas actuales. Se focaliza en pedir que se deje de discutir sobre femineidad y masculinidad y lo extrapola al campo de la biología, donde hombre y mujer no suelen ser un binomio, como sí lo "impone" la sociedad. Así trae a colación el caso de los caballitos de mar machos que son los encargados de llevar el embarazo. "La próxima etapa de la humanidad es escapar del análisis binario y ser todos seres humanos", explica Illouz y el público aplaude.

La moderadora continúa indagando y pregunta desde dónde se puede empezar a tener otra mirada. Eva apela a su "intuición sociológica" para responder que "de la misma manera que cuando uno quiere cambiar las cosas tiene que empezar con el más poderoso: hay que cambiar la masculinidad, una transformación completa de la misma"; "el próximo paso del feminismo es incorporar a los hombres".

Luego completa esta afirmación diciendo que los hijos, el hogar y las relaciones íntimas no sólo son responsabilidad de las mujeres y esto es lo que debe cambiar ya que ambos, hombres y mujeres, son responsables.

Mano a mano

El día después del encuentro en el teatro Eva espera detrás de su desayuno. Ni las conferencias, notas y compromisos sociales le quitan claridad a sus palabras. Quizá no sea casual que lleve el nombre de la primera mujer y hoy derribe mandatos y analice construcciones sociales.

Tiene una mirada única que busca la profundidad y la conexión con quien tiene enfrente aunque por fuera parezca inmutable. Ante cada pregunta, la autora de Por qué duele el amor, hace una pausa y diagrama cada frase con una exhaustiva precisión académica. Recibió a Más y se prestó con amabilidad a la charla:

— ¿Cuáles son los cambios que llevaron a las mujeres a la situación de "dominación" y a que el amor sea un asunto "doloroso"? ¿Por qué duele el amor?

— En realidad, las condiciones de la vida moderna, la forma en que está organizada la heterosexualidad, dificulta para los hombres y las mujeres, movilizar sus deseos, poder hablar y expresar el amor entre ellos. Existían una cantidad de rituales o de códigos en el pasado a partir de los cuales uno podía declarar, conocer, actuar sobre los sentimientos. Esos códigos y rituales han desaparecido. En la actualidad existe un rango muy amplio de elección. Hay una hipersexualización de las relaciones, una asimetría entre hombres y mujeres porque los hombres dominan el mercado de la elección de pareja. El varón dispone de una muestra de la cual sacar una pareja mucho más amplia que las mujeres y es por eso que tienen dominio sobre la elección. Los hombres y las mujeres en el pasado se encontraban dentro de entornos regulados, mediados por determinadas instituciones como la familia, que en buena medida les establecía limitaciones a la relación pero había una simetría emocional en el encuentro que ahora ha desaparecido. Por eso es que las mujeres son ahora muchas más dependientes del deseo del hombre.

—El concepto del amor fue trasmutando a lo largo de la historia. Desde distintas áreas se lo ha buscado significar ¿Es posible definir al amor?

— Con mi trabajo no defino al amor porque a eso lo hacen normalmente los filósofos o los psicólogos al tomar la emoción. Los psicólogos dan y explican cuales son los componentes del amor. Yo no estoy interesada en ese aspecto. El motivo de mi trabajo y estudios es entender como un tema, una idea, una historia aparece en nuestras vidas o en el mundo y nos lleva a hacer determinadas cosas, a pensar de determinada manera. Para mí el amor no es una emoción sino una historia absolutamente diferente a todas las demás porque ha llevado a estructurar industrias sumamente poderosas y además es algo que nos da sentido, que nos permite organizar internamente nuestras vidas.

— ¿Cómo se configura el encuentro amoroso en la actualidad?

— El encuentro tiene mucho menos simetrías que antes y esto es una paradoja porque las mujeres han ganado terreno en muchas áreas pero han perdido en el terreno emocional.

— ¿Cuáles son las alternativas a esa pérdida?

— Primero hay que separar algunas cosas, y esto ya está sucediendo. Todo el tema de tener hijos o conseguir una pareja...Hay muchas mujeres muy ansiosas por tener hijos, por encontrar el hombre con el cual tenerlos y los hombres objetivamente están mucho más absorbidos por su carrera, por conservar y progresar en su trabajo dentro del capitalismo. Entonces si la mujer desea tener un hijo, tiene que tenerlo. Puede hacerlo dentro de un grupo de mujeres o una comunidad que esté dispuesta en conjunto a educar estos hijos. Hay sociedades en África y en Asia que tienen este concepto comunitario de la crianza. El concepto de tener un padre y una madre para educar un hijo es un muy europeo. Estas comunidades de las que estamos hablando, donde la relación con los chicos no es biológica, brindan estabilidad, confiabilidad. Es decir, habría que adoptar modelos de otras sociedades para que las mujeres sean menos dependientes de la decisión del hombre de tener un hijo, por ejemplo.

eva1.jpg


Acerca de Eva

Eva Illouz Ben Porath obtuvo su título de grado en literatura y sociología en la Universidad de París X-Nanterre. Realizó una maestría en comunicaciones en la Universidad Hebrea de Jerusalén y en 1991 se doctoró en Comunicación y Estudios Culturales en la Annenberg School of Communication de la Universidad de Pensilvana. Es profesora en el Departamento de Sociología y Antropología de la Universidad de Jerusalén y ha sido profesora visitante de L´ école des Hautes Etudes en Science Sociales (EHESS), de la Universidad de Princeton y de la Universidad de Northwestern (Illinois, EEUU). Es miembro, desde 2009, del Instituto de Estudios Avanzados de Berlín. En 2006, Illouz se incorporó al Centro para el Estudio de la Racionalidad (Center for the Study of Rationality) creado en 1991, inspirándose en los trabajos del Premio Nobel de Economía de 2005 Robert John Aumann y Menahem Yaari y por entonces dirigido por el profesor Edna Ullman-Margalit de la Universidad Hebrea de Jerusalén.


Sus principales áreas de investigación comprenden la historia de la vida emocional, la teoría crítica aplicada al arte y a la cultura popular, el significado moral de la modernidad y el impacto del capitalismo sobre la esfera cultural. Gracias a sus trabajos sobre la búsqueda del "alma del capitalismo", fue elegida en 2009 como uno de los doce pensadores que probablemente cambien el pensamiento del futuro por el periódico alemán Die Zeit. Otros personajes que figuraban en la lista: Martha Nussbaum, Sunita Narain, Michael Tomasello, Robert Schiller, Thomas Pogge, Werner Sobek, Jesper Juul, Henry Markram, Nilufer Gole y el patriarca ortodoxo Bartolomé I.

Sus obras han sido traducidas a numerosas lenguas. El consumo de la utopía romántica y Oprah Winfrey and the glamour of misery: An essay on popular culture fueron premiadas por la American Sociological Association. En su libro Intimidades congeladas. Las emociones en el capitalismo (2007) fueron reproducidas las conferencias en homenaje a Theodor Adorno, dictadas en 2004 en el Instituto de Investigación Social de frankfurt (Institut für Sozialforschung).

eva3.jpg


Bibliografía en español


Estas son las obras escritas de la socióloga marroquí que se consiguen en la Argentina.

•2007: Intimidades congeladas (Cold Intimacies, 2007), Buenos Aires/Madrid, Katz editores.
•2009: El consumo de la utopía romántica (Consuming the Romantic Utopia, 1997), Buenos Aires/Madrid, Katz editores.
•2010: La salvación del alma moderna. Terapia emociones y la cultura de la autoayuda, (Saving the Modern Soul: Therapy, Emotions, and the Culture of Self-Help, Katz editores.
•2012: Por qué duele el amor: una explicación sociológica, Katz Editores.


Comentarios