mas
Domingo 01 de Octubre de 2017

Estos son algunos de los oradores 2017

Ramiro Colabianchi. Ante todo se define como padre, luego como jugador de fútbol, aunque su carrera haya sido corta. Cuando cursaba el segundo año de la escuela secundaria decidió que la genética humana le apasionaba y que su futuro estaba ahí. Fiel a esa vocación, ingresó a la Universidad Nacional de Rosario y se convirtió en médico genetista. Diferentes grupos de personas acuden a su ayuda para poder encontrar información invalorable sobre su identidad biológica.

Ximena Díaz Alarcón. Curiosa empedernida, le interesan mucho los seres humanos. Tiene un Máster en Antropología Social y Política y creó junto a su socia, una empresa llamada Trendsity, que investiga para grandes empresas qué tendencias sociales, culturales y de consumo aparecen en América latina.

Miguel Sedoff. Nació en Oberá, Misiones. Es abogado. Se dedicó a la educación desde lugares "inesperados". Más que abogado se considera un "facilitador cultural" que busca la mejora de las condiciones sociales y económicas de los jóvenes por medio de la educación.

Francisco Samper. Publicista desde hace casi 40 años. En 1996 fundó su agencia en Colombia (que ha ganado los más importantes reconocimientos de esa industria en el mundo) y hoy es director para Latinoamérica de la red mundial de la que forma parte.

Andrés Dal Lago. Descubrió la psicología y su energía pasó a ser más productiva, según confiesa. De Argentina a Salamanca, de la docencia a la investigación, de la clínica a la psicología orientada al desarrollo de las personas. ¿Otras pasiones? Su familia, la clínica y la docencia y la psicología aplicada a equipos deportivos y empresariales.

Zambayonny. Cantautor y escritor argentino. Diego Perdomo, alias Zambayonny, es un trovador desprejuiciado, de léxico "prohibido" y pluma irreverente. Nació en Ciudad de Buenos Aires y vivió gran parte de su vida en Bahía Blanca, lo que explica su fanatismo por Olimpo, el club de sus amores. Se caracteriza por su humor delirante, ingenuo y vertiginoso, y carga con el mote de artista de culto.

Comentarios