Información Gral
Miércoles 29 de Junio de 2016

Más mujeres que hombres mueren por problemas cardiovasculares

Los hombres sufren tres veces más cardiopatías, pero los especialistas recomiendan a las mujeres hacerse un control desde los 40.

Aunque los hombres sufren problemas cardiovasculares con una frecuencia tres veces mayor, especialistas recomendaron a las mujeres hacerse chequeos a partir de los 40 años, ya que según cifras del Ministerio de Salud la tasa de mortalidad femenina por esas patologías es del 32 por ciento, contra un 29 por ciento en el caso de los varones.

   "Ante un episodio cardiovascular la mujer presenta mayor mortalidad que el hombre y eso ocurre en parte por el tamaño de las arterias y en determinadas ocasiones por la consulta tardía, que generalmente ocurre por falta de concientización", destacó Bibiana Rubilar Seggio, especialista en cardiología y miembro del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (Caci).

   La especialista, que detalló que los estudios más frecuentes para detectar ese tipo de afecciones son el electrocardiograma, la ergometría y análisis de laboratorio de rutina, explicó que en las mujeres el evento coronario "suele ser más difuso que en el varón".

   "Si bien los síntomas -dolor opresivo en el medio del pecho y diseminado a los miembros, asociado en ocasiones a falta de aire- son similares a los del varón, pueden ser intermitentes: de la misma intensidad, pero ir y venir. Por eso la mujer cree que no está ante la presencia de algo grave", alertó.

   Paralelamente, tanto las pacientes como los médicos suelen desestimar los síntomas y no sospechar un evento cardiovascular. De hecho, las mujeres tardan en promedio 53,7 horas en concurrir a la guardia cuando están sufriendo un infarto, contra 15,6 horas de los varones, según datos de la Caci.

   "Es fundamental que haya mayor concientización: las mujeres también padecemos esa patología, por lo que ante cualquier síntoma es recomendable acudir al centro médico más cercano de inmediato", enfatizó María Bayón, cardioangióloga intervencionista miembro del Caci.  En cuanto al tratamiento, desde el Caci explicaron que ante un caso de infarto agudo de miocardio lo primero que se hace es una angioplastia trasluminal coronaria (ATC), intervención mínimamente invasiva en la que se introduce un catéter a través de una arteria de la muñeca o de la ingle hasta llegar a la zona ocluida.

   "La angioplastia se realiza fundamentalmente en dos situaciones: cuando existe una obstrucción coronaria aguda, que genera un infarto agudo de miocardio, situación de urgencia médica, y cuando se presenta una obstrucción de tal magnitud que provoque isquemia miocárdica, que se puede detectar mediante un estudio diagnóstico no invasivo", explicó Bayón.

   Rubilar Seggio coincidió y agregó que "se debe tener en cuenta que las mujeres suelen tener una enfermedad más severa, arterias de menor diámetro, más espasmo arterial y mayor sangrado, por lo que tienden a tener un mayor índice de complicaciones tanto en la angioplastia como con la cirugía".

   Para prevenir enfermedades cardiovasculares ambas especialistas recomendaron seguir una dieta rica en fibras y baja en hidratos de carbono, tomar entre dos y tres litros de agua por día, realizar actividad física, controlar el estrés, la presión arterial y el colesterol elevado, y, en caso de fumar, dejar de hacerlo inmediatamente.

Comentarios