La ciudad
Lunes 18 de Julio de 2016

Más de 5.200 docentes rinden una prueba para ser directores de escuela

La ministra de Educación santafesina, Claudia Balagué, dio detalles del concurso de ascenso para los niveles inicial, primario

Más de 5.200 docentes que aspiran a ser directores de escuela rendirán mañana una exigente evaluación. Son 1.700 las vacantes disponibles en toda la provincia, aunque estiman que para 2018 cuando tomen posesión de los cargos alcancen a las dos mil. La ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, destacó la importancia de este concurso de ascenso por la dimensión y por el impacto que representa para el sistema: "Cuando hay un buen director de escuela, la escuela funciona".

Hace más de diez años que no se llama a un concurso de ascenso para cargos de dirección y vicedirección para los niveles inicial y primario (el último fue en 2004 y quienes aprobaron asumieron en 2006). Esta vez también alcanza a las modalidades de especial, adultos, contextos de encierro, centros de educación física, talleres de educación manual, centros de estimulación temprana y las escuelas hospitalarias.

Los detalles de la convocatoria y el jurado fueron acordados en paritarias entre Amsafé y el Ministerio de Educación. Comenzó el año pasado con una inscripción inicial de más de 14 mil aspirantes, que debieron ir sorteando diferentes módulos de estudio y trabajos prácticos. Para el examen de oposición final quedaron habilitados 5.278 educadores. La mayor parte se concentra en el Nodo Rosario (2.280), luego siguen los del Nodo Santa Fe (1.447), Nodo Reconquista (650), Rafaela (621) y Venado Tuerto (281).

En diálogo con LaCapital, la ministra Balagué detalla las características de este examen que se toma en plenas vacaciones de invierno y afecta a unas ochocientas personas encargadas de administrar este proceso, además de las trece escuelas que son las sedes de las pruebas (en Rosario: las Normales 1 y 3, la Nº55 Sarmiento, la Nº83 Juan Arzeno y la Nº67 Pestalozzi).

El examen será el mismo para todos, se tomará en forma simultánea y los temas serán definidos por un sorteo público que se hará este martes, a las 11, en Santa Fe; de inmediato comenzará la evaluación. La ministra asegura que tanta movida es para garantizar "total transparencia" a la convocatoria.

La corrección de las evaluaciones y confeccionar los escalafones por orden de mérito demandará un año. Un jurado de 19 educadores será el responsable de corregir prueba por prueba y considerar los antecedentes de cada aspirante. Balagué estima que en 2018 asumirán los cargos quienes hayan aprobado y queden mejor posicionados. Actualmente son unas 1.700 las vacantes, pero se calcula que para cuando deban asumir serán dos mil las disponibles.

¿Y en qué serán evaluados los docentes en la prueba de mañana? Un primer tema es el relativo a las leyes y normativas nacionales y provinciales que rigen en el sistema. "Se refiere a la política educativa nacional y provincial, en diálogo con la función directiva. Y tomando como ejes la inclusión socioeducativa, la calidad educativa y la escuela como institución social", explicó la ministra.

Otro tema es sobre "la institución educativa y los sujetos que la habitan" (docentes, chicos y familias). Una invitación a reformular las prácticas docentes.

Y el tercer módulo se refiere a los lazos y vínculos, a la importancia de la relación con el entorno, con la comunidad. Y el cuarto módulo tiene que ver con cómo trabajan los directivos acompañando la formación docente y las trayectorias educativas de los chicos.

—¿Y como ministra qué perfil de directora de escuela le interesa?

—Me interesa fundamentalmente que empecemos a pensar el directivo en estos nuevos contextos. Cómo puede recrear nuevos espacios, nuevos vínculos, nuevas formas de trabajo en el aula, incorporar la tecnología y nuevas prácticas docentes. Además de coordinar la tarea dentro de la escuela, liderar pedagógicamente y responder a las cuestiones administrativas que hoy tiene. Me interesa que el directivo pueda tener esa mirada y trabajar con sus docentes integralmente de manera democrática, participativa, pero también liderando un proceso. No es el director antiguo que tenía algunas características más punitivas, más de control sino que trabajamos más desde la participación, la coordinación, el liderazgo democrático, cómo lo va ejerciendo y cómo tenemos herramientas para ayudarlo. Por eso este concurso ha sido un proceso muy interesante, porque cuando hay un buen director de escuela, la escuela funciona. Esa es una realidad, hay un liderazgo natural que fortalece hacia el interior.

M.I.

Comentarios