La ciudad
Viernes 15 de Julio de 2016

Más de 2.500 vecinos se oponen al carril exclusivo en el corredor sur

Los locales del paseo comercial Tiro Suizo buscan adhesiones para el rechazo de la iniciativa desde hace casi un mes

"En Centro Comercial Paseo Tiro Suizo le decimos no a las dársenas del carril exclusivo. Ayudanos con tu firma". Los carteles están desde hace más de 20 días en los comercios de la avenida San Martín y fueron más de 2.500 vecinos los que ya apoyaron la movida adhiriendo al petitorio que en las próximas semanas presentarán a la Municipalidad en contra del proyecto de replicar el Movibus de avenida Alberdi —ahora renombrado Metrobus— a lo largo del principal corredor comercial de la zona sur. "Estamos en desacuerdo y el argumento es sencillo: la calle es demasiado angosta", dijo el presidente del paseo, Norberto Della Rosa, y no dejó lugar a dudas sobre la posición de comerciantes y vecinos.

El proyecto para la zona sur consiste en replicar sobre San Martín y a lo largo de 3,3 kilómetros, desde Seguí hasta Battle y Ordóñez, un carril exclusivo para el transporte público "con similares características" del que recientemente se inauguró en la zona norte. El planteo incluye paradas especiales emplazadas en el centro de la avenida, desde Seguí hasta Arijón, mientras que en lo que resta del trayecto hasta Battle y Ordóñez el objetivo es implementar un carril preferencial.

El argumento oficial es que el proyecto mejorará el traslado de los vecinos tanto de los barrios del sur de la ciudad como de localidades vecinas como Villa Gobernador Gálvez, Alvear, Pueblo Esther, General Lagos, Fighiera, Arroyo Seco e incluso San Nicolás, además de los trabajadores del complejo General Motors, que a diario se movilizan hacia Rosario por este corredor a través de los 65 servicios urbanos e interurbanos que lo transitan (ver aparte).

Negativa. Más allá de cualquier explicación y fundamento, los vecinos y comerciantes vienen ya hace varios meses planteando su descontento con la iniciativa. Así lo dejaron en claro en marzo pasado y lo repitieron en los junio, cuando en una reunión que mantuvieron en el Club Saladillo plantearon su "rechazo contundente" al secretario de Gobierno de la Municipalidad, Gustavo Leone.

Por eso, para ratificar su posición comenzaron hace ya casi un mes una campaña que se llevó adelante en los más de 200 comercios de la zona, invitando a los vecinos a dejar su firma en contra del proyecto. Y para eso, en los locales donde se puede dejar asentada la adhesión, se colocaron carteles con la leyenda "En el Centro Comercial Paseo Tiro Suizo le decimos no a las dársenas del carril exclusivo".

"Esto nos va a afectar mucho y es un hecho que esa obra va a provocar la caída de las ventas, porque ya ahora la gente se molesta porque no puede estacionar y el tránsito es complicado, peor aún con eso en el medio de una calle que además es demasiado angosta", planteó Nancy, desde el almacén"Las tres reinas", en San Martín al 5600, apenas uno de los locales que se sumó a la campaña.

Para el presidente del centro comercial a cielo abierto, "el rechazo es sencillo: la calle es demasiado angosta y los vecinos del barrio hace años que reclaman obras que son prioritarias y que la Municipalidad no hace". Así, defendió la idea de que el carril exclusivo deteriorará la zona.

Es más, Dalla Rosa recordó irónicamente que "el último arreglo, en el cordón central de la avenida San Martín, se puso durante la intendencia de (Horacio) Usandizaga", y agregó: "La calle necesita mejoras, pero no una obra como esa; además hace un año que no logramos que poden el arbolado que causa serios problemas".

Petitorio. La convocatoria ya hizo que más de 2.500 vecinos y comerciantes dejaran su firma, según afirmó el presidente del paseo. Tanto es así que indicó que la campaña ya está sobre la recta final.

"Ahora lo que haremos es adjuntar todas las firmas a un petitorio que vamos a presentar en contra el proyecto, y después evaluaremos los pasos a seguir", explicó Dalla Rosa antes de recalcar que allí quedará claro cuáles acciones se consideran necesarias para la zona.

La caída de las ventas, el cambio de hábitos para los habitantes del barrio, el éxodo de los clientes hacia otros centros comerciales y shoppings, el deterioro del corredor, la falta de recursos para renovar veredas y mobiliario urbano, y la atención exclusiva en el transporte dejando de lado "el desarrollo integral de un espacio moderno, cómodo y confortable que le permita a la comunidad seguir con su costumbre de recorrer, comprar, comer, divertirse y pasear en su barrio" son parte de los argumentos que sostienen.

Comentarios