La ciudad
Miércoles 17 de Agosto de 2016

Más de 150 personas participaron de un simulacro de incendio en un boliche de La Fluvial

La Municipalidad lo desarrolló anoche en la discoteca Morre. El objetivo fue poner a prueba los protocolos de seguridad ante una eventual emergencia.

Autobombas, ambulancias, embarcaciones náuticas y hasta un helicóptero. Varias cámaras, gente corriendo y rescate de víctimas en el río. Todos estos elementos convergieron esta noche en las inmediaciones del boliche Moore de la Estación Fluvial, donde la Municipalidad de Rosario concretó un simulacro de incendio para poner a prueba los protocolos de seguridad ante una eventual emergencia.
De la actividad participaron más de 150 personas: una parte importante afectada a tareas de asistencia y rescate, pero también hubo una numerosa presencia de estudiantes que tomaron el rol de las potenciales víctimas.
Según explicó el secretario de Gobierno Gustavo Leone, con estas acciones "se ponen a prueba los protocolos y la capacidad de respuesta, ya que se activan todos los mecanismos preestablecidos ante una situación de emergencia mediante un plan previamente establecimiento y basado en procedimientos de seguridad".
"Rosario es una ciudad preparada para enfrentar este tipo de situaciones. El personal de Defensa Civil posee años de experiencia y trabaja muy seriamente para velar por la seguridad de nuestros vecinos. Lo pudimos ver por ejemplo a principios de año con lo sucedido en Laprida al 900, cuando tan solo 8 minutos después del incidente se llegó con la primer respuesta, y en 15 minutos ya había 20 personas con responsabilidad operativa trabajando en el lugar", ahondó el funcionario.
En el simulacro llevado a cabo esta noche se pusieron a prueba 2 de los protocolos con los que cuenta la ciudad: incendio y víctimas múltiples. Además existen el de derrumbe, inundaciones, derrame de sustancias y condiciones meteorológicas, entre otros.
Positivo. Participaron de la actividad todas aquellas áreas involucradas con la emergencia: secretarías de Salud Pública y Control y Convivencia, Bomberos Zapadores y Voluntarios, coordinados por Defensa Civil. Además, estuvieron alumnos del Instituto General San Martín y personal de Prefectura Naval Argentina.
Respecto a los elementos utilizados hubo autobombas, ambulancias, embarcaciones náuticas y un helicóptero. Este último se utilizó para iluminar el río ya que se trabajó sobre la posibilidad de una persona que ante la desesperación se arrojara al agua.
Consultado sobre la evaluación del simulacro, el director de Defensa Civil del Municipio Gonzalo Ratner opinó que "siempre resulta positivo poner a prueba los protocolos porque de mínima sirven para capacitar al personal y a la población sobre cómo actuar frente a las emergencias".
"También estas actividades tienen por objetivo entrenar al personal especilizado que interviene en estos casos, sin correr riesgos de ninguna vida humana. Es realmente muy satisfactorio que en Rosario puedan realizarse estos simulacros", dijo Ratner.
Una constante. Los simulacros se vienen realizando según los lineamientos de la ordenanza 9139. Casi todos los meses tienen lugar en espacios de pequeñas dimensiones, como escuelas, jardines, centros comerciales e instituciones.
También, aunque con una frecuencia más espaciada, se concretan simulacros en lugares de mayor magnitud, como el ocurrido en el autódromo o en el hipermercado de Sorrento y Circunvalación.
Destacaron desde Defensa Civil que una vez concluida la evaluación de lo ocurrido esta noche se comenzará a delinear los próximos eventos, que tendrán lugar en el aeropuerto Islas Malvinas y en el puente Rosario Victoria.



Comentarios