Edición Impresa
Sábado 11 de Abril de 2009

Mary Sánchez: "Los chicos están en peligro"

Dirigente histórica de Ctera, Mary Sánchez continúa a sus 65 años ligada a la militancia educativa. Ex secretaria general del gremio docente nacional y una de las fundadoras del Suteba, fue una de las protagonistas centrales de la Marcha Blanca de 1988, movilización que unificó el reclamo del magisterio de todo el país.

Dirigente histórica de Ctera, Mary Sánchez continúa a sus 65 años ligada a la militancia educativa. Ex secretaria general del gremio docente nacional y una de las fundadoras del Suteba, fue una de las protagonistas centrales de la Marcha Blanca de 1988, movilización que unificó el reclamo del magisterio de todo el país.

"A Alfonsín le dije que en el 88 se perdió una oportunidad histórica de dar respuesta al reclamo de paritarias docentes, y de unificar y articular el sistema educativo, y no descentralizarlo", evoca hoy la maestra, quien años después llegara al Congreso nacional de la mano del Frepaso. En tiempos del menemismo, participó del ayuno que cientos de docentes realizaron durante más de mil días en la Carpa Blanca.

Con Filmus en la cartera educativa nacional, fue responsable del plan de alfabetización de jóvenes y adultos, y en tiempos que su colega Adriana Puiggrós era ministra en Buenos Aires, fue convocada (en 2006) para hacerse cargo de la Dirección de Política Socioeducativa. Experiencia de la que rescata el trabajo con organizaciones sociales y la sanción de la ley provincial de educación, norma "que recoge toda la experiencia popular de la educación en la Argentina y de América latina, aunque lamentablemente es más avanzada la ley que la práctica".

Coordinadora del área de formación y capacitación Frente Transversal kirchnerista, y miembro del espacio de intelectuales nucleados en Carta Abierta, Mary Sánchez se muestra preocupada por los estigmas que caen sobre chicos y jóvenes: "La derecha, que tiene distintos ropajes, instaló la estrategia de exclusión, y en este momento el miedo es uno de los disciplinamientos con el que intentan culpar a las víctimas. Por eso decimos que los chicos no son peligrosos, sino que están en peligro en esta sociedad".

Comentarios