Edición Impresa
Sábado 23 de Mayo de 2015

Martí, maestro de América

Defendió la educación como pilar de la libertad de los pueblos. Y valoró que se vinculara la enseñanza con el trabajo.

El 19 de mayo se cumplió un nuevo aniversario de la muerte de José Martí, héroe cubano y maestro de América. Luchando por la independencia de su patria cae abatido en la batalla de Dos Ríos, ese día de 1895.
  En su corta vida, de 42 años, expresa, además de su profundo patriotismo que lo lleva a la muerte, una fecunda obra literaria, y un profundo pensamiento educativo. No concebía Martí la posibilidad de ser libres sin ser cultos, por lo que su obra tiende a defender la educación del pueblo, como uno de los pilares del proceso de liberación que impulsaba.
  Decía el maestro: “Un pueblo instruido será siempre fuerte y libre. Un hombre ignorante estará en camino de ser bestia, y un hombre instruido en la ciencia y la conciencia, ya está en camino de ser Dios. No hay que dudar entre un pueblo de dioses y un pueblo de bestias”.
  Señalaba Martí el fundamental papel formador que tenía el trabajo en la educación de los jóvenes. Este concepto, aún no desarrollado, ni valorado en su verdadera dimensión, tiene una enorme trascendencia. Expresaba: “ Escuelas no debería decirse, sino Talleres, y la pluma debería manejarse por la mañana en las aulas y por la tarde la azada”.
  Esta idea de vinculación del estudio y el trabajo y del papel “educador” de éste para la formación integral del ser, debe ser profundizada y considerada un valioso aporte que nuestro sistema educativo y de otros países latinoamericanos, deberían recoger con mayor fuerza.
  Nos ha parecido de mucho valor la propuesta de fortalecer la Educación Técnica Profesional desde la UTU, expresada por nuestro ex presidente José Mujica, y que deberá continuarse, para crear conciencia del papel fundamental de la fuerza productiva, que en la ciudad y el campo, contribuyen a fortalecer la producción de riqueza, y consecuentemente mejorar las condiciones de vida de todos los uruguayos y latinoamericanos.
  Una clase obrera, ciudadana y campesina, fortalecida por una mayor formación científica y tecnológica, y una profunda ética, será un aporte fundamental para nuestros países, expresada en el ideario martiano.
   “Ventajas físicas, mentales y morales vienen del trabajo manual”?.”el hombre crece con el trabajo que sale de sus manos”.(Martí).
  Pensamos que el impulso dado con la creación de una escuela técnico-rural, en el cual colaboró fundamentalmente, el ex presidente Mujica, pudiera estar vinculada a la figura y el nombre de nuestro Héroe Martí.
  Rescatar de su ideario las cosas más importantes, tratar de impulsar sus profundas convicciones morales, tener presente un ejemplo de hombre que dio su vida por su patria querida, y expresó en sus versos y lecturas la nobleza y la dulzura de su condición humana, amar la justicia y buscar la forma de que todos los hombres puedan ser cultos, y vivir con dignidad, es la mejor forma de rendirle homenaje.

Víctor Brindisi (*)Fue presidente de la Federación Uruguaya del Magisterio y es representante del Movimiento de Educadores por la Paz de Montevideo. Artículo publicado en el Diario La República de Montevideo y reproducido con autorización del autor.

Comentarios