Edición Impresa
Sábado 31 de Octubre de 2009

María Soledad Yadanza: "Valen mucho las ganas y el esfuerzo"

Faltaban unos 4 meses para terminar el secundario y María Soledad Yadanza ya se había inscripto en derecho en la Universidad Católica Argentina (UCA). "Desde chica quise seguir abogacía", reconoce la ahora abogada que se graduó con 23 años, en febrero de 2008, con promedio 9,65.

Faltaban unos 4 meses para terminar el secundario y María Soledad Yadanza ya se había inscripto en derecho en la Universidad Católica Argentina (UCA). "Desde chica quise seguir abogacía", reconoce la ahora abogada que se graduó con 23 años, en febrero de 2008, con promedio 9,65.

Ya trabaja en un estudio jurídico. También estudia el profesorado superior universitario. Pero su placer, lo dice y lo demuestra, está en el derecho. "Te tiene que apasionar lo que hacés, eso es lo importante", expresa.

Se define como "muy perfeccionista y obsesiva". "Siempre estudié las materias como si todas fueran igual de relevantes", recuerda de su vida de estudiante. La misma dedicación que ponía cuando era alumna la muestra ahora cuando habla de su profesión. Tanto que de conocerla un rato muchos se cuidarían de enfrentarla como abogada.

"Siempre estudié con una compañera. Encontrar un buen compañero de estudio es muy importante". Opina que son decisivas las clases presenciales. "En la facultad privada es muy importante ir a clases, si las aprovechás te facilitan el estudio".

Cursó desde jardín hasta la secundaria en el Colegio Maristas. Valora el apoyo de su familia y su novio. Y confiesa que no le gusta que la vean como "un ente por tener un promedio alto".

—¿Cómo lograste tan buenas notas?

—Siempre fui responsable, nunca dije "estudio para sacarme un 10". Lo hice para saber, también por amor propio, no me gusta pasar vergüenza en un examen. Las carreras te tienen que enseñar a buscar dónde están las cosas. Claro que también depende de vos, del esfuerzo y las ganas que le pongas.

Comentarios