Susana Giménez
Lunes 07 de Noviembre de 2016

María Valenzuela, "muy clonazepaneada", contó el "colapso" que le produjo la muerte de Gaspar

Apenas comenzó a habalr confesó que no debería estar en televisión porque estaba muy "clonazepaneada". Aún está con acompañantes permanentes.

"Llegué a pesar 38 kilos, no sé qué hago acá porque estoy 'clonazepaneada'". María Valenzuela, aún medicada pero con la tranquilidad de haber superado la peor parte, se sentó en el living de Susana Giménez para hablar de la depresión que sufrió tras la muerte de su mejor amigo y que incluso la llevó a tomar la decisión de internarse.
"Colapsé. Fueron más de 30 años de amistad y estábamos por hacer un negocio", reveló la actriz sobre su relación con Gaspar. En ese sentido, contó que con él y otro amigo que tiene tres hectáreas en Villa Ruiz, una localidad cerca de Luján, tenían pensado construir un hotel y un restaurante de campo.
María Valenzuela con Susana

"Un día suena el teléfono a las 6 de la mañana y un amigo en común me dice 'Gaspar está muerto'. A partir de ahí colapsé, más de 12 días sin comer, hice todo el trámite para enterrarlo. Me levantaba, tomaba café con leche, galletitas y me cansaba a la media hora y me acostaba de nuevo. Tomaba mucho clonazepam para poder dormir. Me la pasaba todo el día en la cama hasta que Fabricio (su amigo) se dio cuenta y les avisó a mis hijos. Yo no los quería asustar".
En un diálogo cálido con Susana Giménez, dijo que se internó por voluntad propia y que se dio cuenta que era lo que necesitaba después de sufrir un ataque de pánico: "Pensé en la muerte, no le tengo miedo. Empezás a pensar que tus hijos ya están grandes y levantaron vuelo, es una depresión muy profunda. No puedo estar sola, tengo acompañantes".
Además mostró que se tatuó un Ave Fénix: "La vida es dura porque he vivido muchos momentos duros, hoy me merezco el Ave Fénix porque una vez más resurjo de mis cenizas".

Comentarios