Ovación
Martes 08 de Noviembre de 2016

Marco Ruben, nada grave

Sufrió un golpe en empeine y tobillo izquierdos, pero entrenará normal.

Al final no fue tan grave como se suponía. Marco Ruben sufrió un fuerte golpe en empeine y tobillo izquierdos mientras disputaba el primer tiempo ante Independiente el pasado domingo. A tal punto que tomó una medicación en medio del partido. Quiso seguir pero no pudo disputar el complemento por el dolor y las limitaciones que le generaba la zona inflamada. Le cedió el lugar y la cinta de capitán a Germán Herrera. No obstante, el referente canalla podrá trabajar mañana junto al resto cuando el plantel retome la actividad en el country de Arroyo Seco.

Central fue una pálida ante el Diablo desde lo futbolístico. Muchos canallas presagiaron que Ruben tenía algo más que una simple dolencia en el pie. Sobre todo cuando se vio al punta sentado en el banco de suplentes con una bolsa de hielo que le cubría la zona. Pero no. Al menos ayer afirmaron desde el cuerpo médico que Marco podrá moverse sin problemas en la vuelta a los entrenamientos, ya que será sólo en la faz regenerativa pese a haber tenido dos días y medio de descanso.

Eso sí, quizá se lo preserve cuando sea turno de hacer algún trabajo con pelota para evitar ser pisado o que exponga el pie sin necesidad alguna, ya que de ahora en más los auriazules se tomarán hasta el 23 para hacer hincapié en la semifinal de la Copa Argentina ante Belgrano en cancha a designar (ver página 4), independientemente de que el domingo 20 deberán visitar a Boca.

Seguramente, el delantero aprovechará además este parate por las eliminatorias mundialistas para calibrar la mira del gol de cara al crucial encuentro ante los piratas, ya que ante los xeneizes es un hecho que jugarán los suplentes.

Comentarios