Central
Viernes 12 de Agosto de 2016

Marcha lenta por los refuerzos que faltan en Central mientras se hizo una propuesta por Orión

El deseo del entrenador se contrapone con la velocidad con la que marchan las negociaciones por los últimos pasajeros.

¿Podrá Coudet recibir los refuerzos que aún considera necesarios? El deseo del entrenador se contrapone con la velocidad con la que marchan las negociaciones por los últimos pasajeros. Por lo pronto desde Central partió ayer una propuesta económica hacia el representante de Agustín Orion, aunque todo dependerá de las chances que tenga el arquero para salir de Boca. Es que ahí está el gran escollo, ya que la dirigencia canalla no está dispuesta a negociar con su par xeneize. Sólo se podría avanzar si el futbolista logra desvincularse. Ese mismo cuadro de situación es el que manejan en Racing, donde también interesa.

"Por supuesto que es un jugador que me interesa. Todos los que juegan bien, y si están dentro de mis posibilidades, me gustan", señaló el Chacho, quien más allá de eso no entregó señales sobre las posibilidades reales que tiene el arquero de calzarse la camiseta canalla.

Central le envió a Santiago Hirsig, representante de Orion, una propuesta económica que, dicen, se asemeja bastante a los números que el arquero maneja en Boca. Pero supuestamente el tema no es económico, sino de ese paso que el empresario futbolístico pueda realizar para formalizar una salida consensuada.

A esta altura es de público conocimiento que Coudet quiere un arquero de experiencia que pelee el puesto con Sosa. Y hoy ese jugador es Orion. Tal vez Jorge Broun, con quien también se habló y quien mantendría alguna mínima chance.

Después está la situación del zaguero central, pero la caída de la chance de Fernando Tobio complicó el panorama, ya que ese era el nombre que quería Coudet. "Después de lo que pasó con Tobio y su regreso a Boca, a mí se me genera la ilusión de poder traerlo al Flaco (Donatti) de vuelta. No sé qué tan real puede ser, pero si me preguntan a quién iría a buscar, diría a Donatti", dijo el Chacho entre risas. "¿Chiste o posibilidad?", fue la repregunta rápida. "Posibilidad no, pero me gustaría". A priori inviable ciento por ciento, aunque Ovación pudo confirmar después de eso que el Chacho habló con Donatti sobre ese tema. Y en más de una ocasión.

Lo cierto es que no hay demasiados nombres en ese puesto que seduzcan a Coudet, lo que no quiere decir que tanto él como la dirigencia bajen la persiana en el tema refuerzos, al menos en ese puesto, que hoy parece ser propiedad de Esteban Burgos.

Los olímpicos, a trabajar

Giovani Lo Celso y Mauricio Martínez llegaron ayer al país después de lo que fue la temprana eliminación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y rápidamente deberán poner su cabeza en Central A tal punto que ambos formarán parte de la lista de concentrados para el amistoso de mañana frente a Sudamérica de Uruguay. En un momento se especuló con que podían llegar a tener algunos días libres, pero ayer Eduardo Coudet echó por tierra esa posibilidad. "Descanso no, ya tuvieron muchas vacaciones. Ya mañana (hoy) deberán presentarse en el entrenamiento y ahí veremos en qué condiciones están", dijo el Chacho, quien además apuntó: "Los que se quedaron acá no se tomaron descanso, por eso cuando se integren van a estar a disposición. Aparte dos más para nosotros es un montón".

Un lugar en el banco tienen asegurado mañana en el Gigante. "Si no los tengo, deberé llamar a muchos pibes", dijo el DT. Para que tengan chances de estar desde el inicio, Coudet debiera verlos muy bien desde lo físico, aunque la importancia que el técnico le da a este ensayo es relativa, por más que se trate del último antes del inicio del torneo.

Sin confirmación pero con forma

Otro de día de práctica para un nuevo ensayo en relación a lo que será el equipo de mañana frente a Sudamérica de Uruguay. Coudet lejos estuvo de confirmar los once. Dijo no estar del todo seguro si iba a poder hacerlo hoy incluso. Pero difícilmente la cosa cambie demasiado a lo que fueron los entrenamientos de ayer y el martes. Será fundamental ver las condiciones en la que llegarán Giovani Lo Celso y Mauricio Martínez, quienes sí estarán entre los 18 (ver aparte). Por lo pronto, la posibilidad de que Paulo Ferrari tenga un lugar entre los once es más que cierta y la presencia o no de Marco Torsiglieri dependerá de cómo responda hoy el defensor de la molestia en la espalda que lo tiene a maltraer.

"Tengo nueve dudas nada más", bromeó Coudet ayer mientras dejaba la sala de conferencias. Minutos antes había dicho que aún no tenía el equipo y que iba a esperar un día más. No obstante los indicios están. Y a juzgar por lo que puso otra vez en cancha, la idea es darle rodaje mañana al equipo que hará su debut en el torneo, frente a Defensa y Justicia. Esto corre especialmente para el caso de Ferrari, quien seguramente iniciará contra el Halcón por la baja obligada de Víctor Salazar. Es que el Tucu vio la roja (por doble amarilla, por lo que deberá purgar sólo una fecha de suspensión) en el último partido del campeonato anterior, ante Belgrano. Ayer Coudet ordenó algunos minutos más de fútbol y el Loncho fue otra vez el marcador de punta por derecha.

También estuvo Hernán Menosse en la zaga central. En ese sector Torsiglieri es número puesto para el torneo, pero el ex Boca arrastra una molestia y de allí la incógnita si llegará en condiciones. La idea es no arriesgarlo, más teniendo en cuenta que junto a Esteban Burgos es la dupla que el Chacho imagina, en caso de que no llegue ningún futbolista (en condiciones óptimas y listo para salir al ruedo) en esa posición.

Comentarios