la_region
Sábado 29 de Octubre de 2016

Marcha contra las carreras de galgos, interceptada por criadores

Ocurrió en Casilda, donde los galgueros buscaron contrarrestar una movida para que se prohíba la actividad a nivel nacional.

Una movilización desarrollada en Casilda por organizaciones protectores de animales a favor de la sanción de una ley nacional contra las carreras de galgos desató la contraofensiva de dueños y criadores de esta raza en defensa de la actividad, y en respaldo a un veterinario local acusado de proveer drogas para potenciar el rendimiento físico de los canes, lo que fue desmentido categóricamente por el profesional.

La situación de tensión entre ambos sectores contrapuestos motivó un fuerte operativo policial para prevenir sobresaltos, aunque sólo hubo insultos cruzados y no se registraron incidentes.

Amenazante. El clima comenzó a enrarecerse horas antes de la convocatoria lanzada por los proteccionistas al circular en whatsapp y redes sociales un audio amenazante con la intención de amedrentar y desactivar la movida, que fue puesto a disposición de la Justicia, habría sido grabado por un hombre de la provincia de Córdoba vinculado al grupo de galgueros que, sin embargo, repudió el episodio.

Las rispideces luego parecieron ceder pero al inicio de la marcha recrudecieron, aunque sin pasar a mayores. Es que mientras las manifestantes se concentraban en la Plaza de los Mástiles para arrancar, algo similar ocurría con los galgueros a unas cuadras de allí, sobre bulevar Ovidio Lagos, frente a la cuestionada veterinaria.

Si bien las agrupaciones defensores de animales habían desistido de escrachar al comercio, los ánimos se recalentaron cuando la columna avanzó en dirección hacia allí y tuvo que detener su recorrida debido al cordón policial establecido unos metros antes para prevenir enfrentamientos, que no se produjeron, aunque abundaron los epítetos.

Tras ello, los manifestantes retornaron al lugar de origen para ponerle fin a la movilización y desconcentrarse, lo que también hicieron los galgueros.

Balances. Las proteccionistas calificaron como "positivo" haber visibilizado su postura con la tensa aunque pacífica movida, mientras que los galgueros consideraron un acierto la contraprotesta para defender su planteo y respaldar al veterinario casildense, que quedó en el ojo de la tormenta.

"Nos oponemos a las carreras de galgos porque implica ejercer un maltrato que atenta contra los derechos del animal y su vida", explicó ayer a LaCapital la presidenta de la Asociación Civil Protectora de Animales Casilda, Lucrecia Martini. Y en esa misma línea puntualizó que la actividad supone "seleccionar y preparar a los perros para correr hasta ser descartados, lo que implica someterlos a prácticas que pueden derivar en su muerte. Detrás de esto hay un gran negocio que no mide consecuencias, lo cual se contrapone a nuestros intereses: defender la vida de los animales".

Como en la provincia está prohibida por ley, es habitual que galgueros santafesinos lleven a sus perros a correr fundamentalmente a localidades cordobesas, donde la actividad está permitida como en otros lugares del interior del país.

Comentarios