Edición Impresa
Sábado 05 de Marzo de 2011

Marcelo de la Torre: "Google hoy es el maestro, el que más sabe en forma eficaz"

El educador Marcelo de la Torre opina que no va más el modelo pedagógico conocido

El maestro no sabe de la manera eficaz, rápida, contundente, sin el esfuerzo requerido en la vieja tradición pedagógica. Google sabe más", dice el docente universitario Marcelo de la Torre sobre el debate que abren las nuevas tecnologías en el ámbito de la educación.

Polémico y decidido, el educador afirma que el modelo pedagógico que sostenía una jerarquía de saberes en el maestro y un supuesto alumno ignorante no va más. También afirma que hoy el desafío pasa por dotar a las escuelas de conectividad y vencer la resistencia corporativa de los docentes a utilizar las nuevas tecnologías. "Hasta ahora se ha incorporado la tecnología para hacer más de lo mismo", advierte.

Cambios

"Como ocurrió en otros campos, en otros momentos, la tecnología lo que genera ahora es hacer emerger de manera clara el fracaso del modelo pedagógico. No va más ese posicionamiento, esa jerarquización del maestro respecto del presupuesto de ciertos saberes sobre el alumno ignorante", comienza su reflexión el especialista.

Y para que no queden dudas hacia dónde orienta su posicionamiento agrega que si "hay algo que ha terminado de derrotar a la pedagogía con ese modelo del broadcasting, de la emisión, es Google, o la Wikipedia, si se lo piensa más en la escuela primaria. Y esto no es menor. Es un tema de reubicación y de pensar un modelo diferente".

De la Torre trae a la charla el libro de Jacques Rancière (filósofo francés contemporáneo) "El maestro ignorante", que rescata la experiencia del maestro Jacotot, quien en tiempos de la Revolución Francesa se va a Holanda donde termina enseñando francés a los holandeses, sin saber nada de este idioma.

"Es interesante lo que reflexiona Rancière, pienso que ahí es posible encontrar el modelo actual de la enseñanza, del aprendizaje, en la horizontalidad con ese par".

También el educador elige el libro "Los bárbaros" de Alessandro Baricco: "El autor plantea que la modernidad en su conjunto está sitiada por bárbaros. Es una metáfora, una sutil ironía, pero que la desarrolla de manera sistemática. Dice que todos los presupuestos más emblemáticos de la modernidad (como la idea de esfuerzo) que nos constituyeron a todos los hijos de la imprenta, hoy están sitiados por una invasión bárbara. También que ha llegado a encontrar el lugar donde habitan, su ciudad imperial. Bueno la narrativa del autor es maravillosa y todo el mundo debería leerlo. ¿Y cuál es esa ciudad imperial de los bárbaros? Se llama Google. Porque Google da eficiencia en la búsqueda. Es la primera pantalla de resultados eficaces en el 99 % de los usuarios que buscamos cosas".

—¿Lo que dice coincide con esa idea que afirma "en internet está todo"?

—Totalmente. Y no es una metáfora: es lo que hacemos millones de usuarios todos los días y todo el tiempo. (En la Universidad) Nosotros arrancamos los cursos preguntando cuándo fue la última vez que consultaron a Google. Por supuesto que todos lo hicieron en las últimas 24 horas. Entonces lo que se dice de manera inmediata es: Google es el que más sabe, hoy es el maestro. Y ahí es cuando llega la disputa que niega ese saber y afirma que el que sabe es el maestro. Yo opino que el maestro no sabe de la manera eficaz, rápida, contundente, sin el esfuerzo requerido en la vieja tradición pedagógica. Google sabe más y pone en contacto con un montón de saberes a todos los humanos.

—También con un montón de recursos para corroborar, confrontar la información. Una tarea que además se le pide a la escuela.

—Es verdad que hay muchos ejemplos bien maravillosos de lo que hace la escuela, pero por el contrario lo que ha hecho hasta ahora institucionalmente es incorporar los cambios tecnológicos para hacer más de lo mismo. Y eso es terrible, porque vacía de sentido y motivación a cualquiera. Recuerdo que en los inicios de esta discusión de la incorporación de las pantallas se decía que podían "hacer mal". Bueno, mi amigo (Alejandro) Piscitelli dice que tanto tiempo frente al pizarrón y a un maestro que habla y habla es malísimo, es pésimo. Es preferible aquí una pantalla donde uno le pregunta y tiene capacidad de respuestas, y se puede interactuar.

Capacitación docente

—Habla de resignificar la escuela. ¿Cuáles son los desafíos por atender aquí?

—Los desafíos por venir en lo inmediato son: ¿Nos atrevemos a tener escuelas con web adentro? ¿Estamos dispuestos a trabajar a web abierta ya que estamos con este Plan Conectar Igualdad? Está muy bien que se repartan netbooks, pero solas no van a hacer nada. Es más, hay escuelas que las tienen bajo llave en los placares. ¿Es esto un problema de capacitación docente?

—¿Es un problema de capacitación o de cambio de mirada hacia las nuevas tecnologías?

—Es un problema de defensa corporativa. Se dio en el Uruguay. Es el país que más ha avanzado en esto con el maravilloso Plan Ceibal para el nivel primario. Todas las escuelas se dotaron de netbooks y de conectividad. Y hubo un plan y compromiso político del presidente que acompañaron para que funcione. Ahora fijate qué paradoja. Las netbooks son de los chicos y se las llevaron a su casa. Cuando el año pasado entraron las primeras camadas al secundario llegaron con sus computadoras portátiles. ¿Y qué dijeron los docentes? Que no las llevaran. Y lo hicieron a través de sus representantes gremiales. El argumento usado es que ya hacía tiempo que contaban con un taller de informática. Esos talleres son un modo de cosificar, de decir esta es la escuela, donde hay un módulo para la informática. Pero la comunicación no es un módulo, porque por más que la institución cierre los ojos, atraviesa y cada vez más la vida cotidiana y permanente de sus actores.

Comentarios