El Mundo
Jueves 20 de Octubre de 2016

"Maquiavelo"

Cunha, con la reputación de ser un Maquiavelo brasileño, era hasta hace poco la tercera figura del Estado. Su figura se convirtió en una de las caras de la corrupción en Brasil. Y su supervivencia fue atribuida a su capacidad de maniobra. No en vano fue identificado como el Frank Underwood brasileño, en referencia al inescrupuloso personaje de la serie "House of Cards". Una comparación que indignaba al fervoroso evangélico, quien replicaba: Underwood "es ladrón, homosexual y asesino. Yo no".

Comentarios