Juegos Olímpicos Río 2016
Miércoles 17 de Agosto de 2016

Manu no aguantó la emoción de una despedida que estuvo a la altura de lo que significa

El escolta bahiense Emanuel Ginóbili se quebró en llanto tras su último partido con la camiseta del seleccionado argentino.

El desenlace del partido con Estados Unidos fue el esperado, más allá de que no era el deseado. El más probable por el enfrentamiento entre dos equipos sin equivalencias. Pero el resultado quedó en un segundo plano por un rato. Se corrió para darle protagonismo a los integrantes de la Generación Dorada y particularmente a Emanuel Ginóbili, la "leyenda" del básquet argentino que hoy jugó su último partido con la camiseta argentina.
"Fue un enorme placer. Es un placer jugar en este equipo. Y tuve el enorme privilegio de ser parte de este equipo que se extendió en el tiempo por 20 años", aseguró el escolta de los San Antonio Spurs visiblemente emocionado por su despedida.
Embed
Manu se saludó afectuosamente con todos sus compañeros apenas terminó el partido. Y se fundió en un abrazo con sus eternos laderos como el Chapu Nocioni, Luis Scola y Carlos Delfino.
Embed
Y Manu tuvo la salida del estadio que merece. Todos de pie, aplaudiendo y coreando su nombre fue la última postal que le entregó el público argentino, que lo disfrutó durante décadas y lo extrañará por siempre.

Embed

Comentarios