Información Gral
Viernes 15 de Julio de 2016

Mallo negó conocer a implicados en el crimen de dos colombianos

El ex dirigente de Hinchadas Unidas dijo que la pistola usada para matar a dos narcos en un shopping se le dieron después de los hechos

El ex dirigente de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), Marcelo Mallo, declaró ayer ante la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, que "no conocía a ninguno" de los detenidos por el doble crimen de los narcotraficantes colombianos cometido en el Shopping Unicenter, en 2008.

Ayer también, un empresario farmacéutico, dos ex barrabravas de Boca Juniors y un comerciante fueron procesados por el "doble homicidio agravado en concurso real por la participación de dos o más personas y por precio o promesa remuneratoria" en perjuicio de Jorge Alexander Gartner (35) y Héctor Edilson "Monoteto".

El abogado José Novello, representante de Mallo (52), contó a Télam que su defendido fue imputado por la jueza Arroyo Salgado como presunto partícipe del "homicidio agravado" de los colombianos y, alternativamente, por el encubrimiento.

Sobre el arma usada en el doble crimen, una pistola Tanfoglio calibre .40 que fue hallada en poder de Mallo, el letrado aseguró que "desde el 3 de enero de este año viene diciendo que se la dejó (Leandro) Giso —quien se encuentra prófugo— porque se la iba a comprar y como era antes de Navidad le dijo «Después de las fiestas te la pago»".

Tras la indagatoria que duró cuatro horas y media, el acusado fue trasladado por el grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina bajo un fuerte operativo de seguridad.

El ex dirigente de HUA, a quien le colocaron un casco y chaleco antibalas, quedó alojado anoche en la Unidad 28 Centro de Detención Judicial ubicada en la calle Lavalle 1337 de la Capital Federal, a una cuadra del Palacio de Tribunales.

"Fue una pericia ilegal (la que estableció que la pistola es el arma homicida), yo creo que acá hay una nulidad muy grande porque no me han notificado. Habría que sancionar al funcionario que no me notificó. Es una gravedad que el Código (procesal) la tacha de nulidad de todo, cosa que la vamos a pedir", explicó su abogado, quien también representa a su "amigo" Giso (40), el cual tiene un pedido de captura.

Sobre la relación con el ex jefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernandez, destacó que Mallo comentó que "trabajó con él dos años, del 93 al 95, cuando era intendente, después hubo un distanciamiento y se volvió a abrir más la brecha en el 2009, cuando Fernández estaba en contra de Hinchadas Unidas", por lo que para él esta causa "es un problema político".

Novello afirmó que su defendido "no conoce a ninguno, no tiene relación con los acusados ni los escuchó nombrar", que la Justicia "no tiene ninguna prueba" de una participación de su defendido en el doble crimen y que sólo hubo "un nexo casual entre el homicidio de los dos colombianos con él".

Mallo deberá concurrir hoy alrededor de las 10 al Juzgado de instrucción porteño 9 en el marco de una causa por "estafas", algo "menor" en comparación al que investiga Arroyo Salgado, indicó el letrado.

La jueza procesó al empresario Martín López Magallanes (47), los ex barras Richard "El Uruguayo" Laluz Fernández (47, que está con prisión domiciliaria por otra causa), Víctor Hugo Ovejero Olmedo (34) y Jorge Moreira (37), repartidor de lácteos y dueño de un lavadero, por "doble homicidio agravado en concurso real por la participación de dos o más personas y por precio o promesa remuneratoria".

El abogado Rodrigo González, representante de López Magallanes y de Moreira, dijo que apelará la resolución de Arroyo Salgado porque hay varias "inconsistencias".

Mallo había sido detenido el 3 de enero último cuando se buscaba a los hermanos Martín (42) y Cristian Lanatta (44) y a Víctor Schillaci (35), los condenados por el triple crimen de General Rodríguez que el 27 de diciembre escaparon del penal de General Alvear.

En su casa, el fiscal de Brandsen, Marcelo Sibuet, secuestró armas que no tenían en regla sus papeles, entre ellas la mencionada pistola italiana Tanfoglio.

Un peritaje realizado con el Sistema Automatizado de Identificación Balística dio positivo al ser cotejada esa pistola con los proyectiles y vainas secuestrados en la escena del doble crimen de Unicenter.

Comentarios