El Mundo
Sábado 14 de Mayo de 2016

Malcorra: "Hay un debate entre legalidad y legitimidad"

La canciller Susana Malcorra afirmó ayer que en Brasil se "cumplieron las pautas del proceso" del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff, pero reconoció que hay un "debate entre la legalidad y la legitimidad" e insistió en que la Argentina mantendrá su postura de "acompañar sin ser altisonante". Desde Londres, donde participó en la Cumbre Anticorrupción convocada por el primer ministro David Cameron, Malcorra afirmó que le produce "un profundo dolor institucional y personal" la situación de Rousseff, suspendida en su cargo por el Parlamento brasileño, pero que en lo referido al proceso de juicio político en su contra el país vecino "ha cumplido las pautas dentro de la legalidad del proceso". "Brasil se aseguró de que los distintos pasos que establece el procedimiento del impeachment se cumplieran. Pero también es cierto que hay muchos que tienen una seria cuestión respecto de la legitimidad de los hechos", sostuvo la canciller y agregó: "Debatir entre la legalidad y la legitimidad es una situación compleja. Lo que nosotros esperamos es que esto concluya, para que no se acentúen las necesidades y las ansiedades del pueblo brasileño".

La canciller Susana Malcorra afirmó ayer que en Brasil se "cumplieron las pautas del proceso" del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff, pero reconoció que hay un "debate entre la legalidad y la legitimidad" e insistió en que la Argentina mantendrá su postura de "acompañar sin ser altisonante". Desde Londres, donde participó en la Cumbre Anticorrupción convocada por el primer ministro David Cameron, Malcorra afirmó que le produce "un profundo dolor institucional y personal" la situación de Rousseff, suspendida en su cargo por el Parlamento brasileño, pero que en lo referido al proceso de juicio político en su contra el país vecino "ha cumplido las pautas dentro de la legalidad del proceso". "Brasil se aseguró de que los distintos pasos que establece el procedimiento del impeachment se cumplieran. Pero también es cierto que hay muchos que tienen una seria cuestión respecto de la legitimidad de los hechos", sostuvo la canciller y agregó: "Debatir entre la legalidad y la legitimidad es una situación compleja. Lo que nosotros esperamos es que esto concluya, para que no se acentúen las necesidades y las ansiedades del pueblo brasileño".

Sin prisas. La ministra de Exteriores se expresó a favor de que el proceso se resuelva rápido porque "cuanto más tiempo tarda la crisis más se ahonda, no sólo para Brasil si no para toda la región", aunque afirmó que la Argentina mantiene su postura. "Esta posición de acompañar pero sin ser altisonante tiene que ver con las señales mismas que nos han llegado desde el gobierno y desde la oposición", afirmó la canciller y remarcó: "No vamos a apresurarnos".

Además, Malcorra destacó la relación que el presidente Mauricio Macri comenzó a construir con su par de Brasil y recordó que después de la segunda vuelta electoral que lo consagró al frente de la Casa Rosada se puso en contacto con ella "para inmediatamente enviar una señal de cercanía". "Definitivamente el presidente privilegia el vínculo con Brasil. Tanto el presidente Macri como la presidenta Rousseff hablaron de cosas concretas, tuvieron una reunión muy productiva y creo que a partir de allí construyeron una relación", aseguró.

Malcorra dijo que desconocía si Macri habló con el presidente interino de Brasil, Michel Temer, e indicó que ella tampoco se puso en contacto con su par brasileño, pero agregó: "Obviamente vamos a establecer los vínculos institucionales que correspondan". "No solamente es el gran vecino, el gran socio que tenemos, sino también es un jugador que condiciona y define nuestra capacidad de hacer cosas. Nos une la tradición, la amistad, la historia y por eso esta crisis nos afecta, nos impacta y nos duele", completó.

Comentarios