El Mundo
Miércoles 15 de Junio de 2016

Magnanville, un barrio idílico víctima del terror

Arbustos prolijamente podados, postigos de madera y una plaza con juegos para niños. El escenario del ataque tan temido por los franceses desde hace meses fue el de un tranquilo barrio periférico de una pequeña localidad ubicada a 50 kilómetros de París.

Arbustos prolijamente podados, postigos de madera y una plaza con juegos para niños. El escenario del ataque tan temido por los franceses desde hace meses fue el de un tranquilo barrio periférico de una pequeña localidad ubicada a 50 kilómetros de París.

Los habitantes de la comunidad afectada en Magnanville, de 6.000 habitantes, no podían creer que su vecindario hubiera sido atacado por un terrorista. "Aquí nunca pasa nada", dijo una residente a los periodistas franceses. Pero fue precisamente en ese apacible lugar que un joven mató a una pareja de policías el lunes por la noche y aseguró pertenecer a la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Y todo ocurrió casi a la misma hora que la serie de atentados de París del 13 de noviembre. Fue además poco después del comienzo de la Eurocopa.

La Fiscalía antiterrorista asumió las investigaciones, pero en la conferencia de prensa ofrecida tras los acontecimientos quedaron muchas preguntas sin responder. ¿Alguien había encargado el ataque al joven o tenía cómplices, o simplemente decidió actuar por su cuenta? ¿Es creíble que perteneciera al EI? ¿Atacó intencionalmente durante la Eurocopa, siguió el llamado del EI de cometer atentados terroristas durante el Ramadán? ¿Y por qué eligió al policía como objetivo?

Comentarios