El Mundo
Lunes 05 de Septiembre de 2016

Maduro libera a vecinos que le hicieron cacerolazo

Unos 30 habitantes de isla Margarita que habían hecho sonar cacerolas contra del presidente fueron detenidos en represalia por los servicios

El gobierno de Venezuela liberó a casi todas las personas a las que había detenido el viernes en represalia por el cacerolazo contra el presidente Nicolás Maduro en la isla Margarita, pero mantuvo presos a un periodista y llevó a tribunales a otros 23 arrestados el jueves, durante la masiva manifestación opositora en Caracas, en la que más de un millón de personas reclamaron por un referendo revocatorio del mandato del presidente.

De los detenidos en represalia en Margarita solo quedó oficialmente detenido el periodista Braulio Jatar, cuya casa fue allanada por la policía, mientras los demás "ya están libres", informó el director de la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano (FPV), Alfredo Romero. Jatar, director del sitio web Reporte Confidencial, fue el primer periodista en informar sobre el cacerolazo con que Maduro fue recibido el viernes en Villa Rosa, un barrio pobre del suburbio de Porlamar, la mayor ciudad de Margarita. En las primeras horas tras su irregular detención por los servicios chavistas fue dado por desaparecido.

La protesta en Margarita puso violento a Maduro, quien agredió a dos mujeres a las que quitó sus cacerolas y luego se fue corriendo rodeado por sus guardaespaldas. Maduro fue filmado mientras corría rodeado de guardaespaldas en medio de un ensordecedor ruido de cacerolas. El video se popularizó en las redes, lo que seguramente enfureció aún más al presidente, quien tenía planeado uno de sus actos transmitidos por cadena nacional en Porlamar, isla Margarita. El editor de Reporte Confidencial, Braulio Jatar, desapareció la mañana del sábado en Porlamar, cuando se dirigía a la radio donde conduce un programa. Se supo mucho más tarde que el comunicador fue "arrestado" por el Sebin, el temido Servicio Bolivariano de Inteligencia, como parte de las redadas que practicó en Porlamar en represalia por el cacerolazo contra Maduro.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD)y numerosos vecinos denuncian que luego del cacerolazo hubo allanamientos y unas 30 detenciones en Villa Rosa, y Jatar fue secuestrado por el Sebin. Por otra parte, los 23 jóvenes detenidos el jueves, tras la marcha de Caracas, fueron trasladadas a tribunales, reportó Romero, quien aclaró que aún se desconocen las acusaciones. Antes de la marcha, unas 30 personas fueron detenidas en toda Venezuela. La praxis es siempre la misma: el detenido es llevado sin orden judicial, la que luego aparece en manos de los servicios o la policía. El Poder Judicial venezolano está totalmente controlado por el régimen.

Comentarios